Diputados empezará a debatir la modificación en el Impuesto a las Ganancias la próxima semana

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, pidió al titular de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller (Frente de Todos), que convoque para la próxima semana a una reunión informativa para comenzar con el debate del proyecto del reforma de la ley del Impuesto a las ganancias, que busca eximir del pago a más de un millón de trabajadores.

Massa pide, además, que se convoque a exponer sobre el tema a los ministros de Economía, Martin Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni; a la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marco del Pont, y a representantes del sindicalismo y de las empresas.

El proyecto, presentado por Massa, modifica el artículo 30° para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta $ 150.000 brutos y los jubilados que perciben hasta ocho veces la jubilación mínima -a partir de este mes, $ 20.571-.

La medida beneficiará a 1.267.000 de personas del total de 2 millones de asalariados registrados que hoy abonan ese tributo.

El martes, luego de mantener una reunión con una veintena de sindicalistas, Massa había anticipado que esa iniciativa se comenzará a debatir la próxima semana en un plenario de comisiones que abrirá con reuniones informativas.

El titular del cuerpo junto a Heller y a la diputada de extracción sindical Vanesa Siley (Frente de Todos) se comprometieron a estudiar una serie de pedidos de los gremialistas para que ganancias no alcance ni las horas extras, ni el aguinaldo, ni los bonos productivos ni los viáticos, y que puedan deducirse gastos de guardia.

Diputados de Juntos por el Cambio y de Consenso Federal habían solicitado que se analice la situación de los autónomos que comienzan a pagar el tributo desde una base de $ 41.000 de ingresos.

Uno de los puntos que se deberá saldar en el debate es como se compensará a las provincias ya que se trata de un impuesto coparticipable, y el costo fiscal de esa medida es de $ 40.000 millones.

Otro punto del proyecto pasa por cómo se implementarán las rebajas entre los que ganan $ 150.000 y hasta los que perciben $ 173.000 brutos, que tendrán menores descuentos que en la actualidad.

De esta manera, sólo los salarios más altos de la pirámide pagarán los mismos valores que en la actualidad, ya que no se reforma la deducción especial ni otras deducciones, con lo cual se les descontarán los mismos valores que se aplican desde el 1 de enero, cuando se incrementó un 35% el mínimo no imponible.

Fuente: lagaceta.com.ar

Mas Noticias

También puede interesarte