23.6 C
Monteros

Seguínos

Coronavirus: seis cosas por las que podemos dejar de preocuparnos

Atrás quedaron los días en que no sabíamos nada sobre el COVID-19 y, por lo tanto, necesitábamos estar atentos a todo.

Las actividades al aire libre son más seguras que las de interior. (EFE)Por: EFE Servicios

Se levantaron muchas de las restricciones vigentes por la pandemia de coronavirus en la Argentina. Ya no es obligatorio usar barbijo al aire libre, se abrieron las fronteras, volvió el público a las canchas y no hay límites de personas en reuniones sociales.

Es que ahora sabemos que la forma principal en que las personas se infectan es a través de la exposición a fluidos respiratorios que transportan virus infecciosos. Esto significa:

  • Inhalar aire que contenga el virus.
  • Tocar pequeñas gotas o partículas del virus con las manos y luego tocarse la nariz, los ojos o la boca.

Leé también: Vacunación pediátrica anticovid: se publicaron los primeros datos sobre los efectos adversos

¿Qué significa eso para los cuidados que teníamos que tener y que tal vez ya no tengamos que seguir? ¿Las cosas de las que solíamos tener miedo podrían ya no ser tan aterradoras?

Ocho restricciones que podemos dejar de lado ante el COVID-19

  1. Limpiar todas las superficies al menos una vez al día. Atrás quedaron los consejos para desinfectar los comestibles envasados cada vez que se hacían compras. Aprendimos que el coronavirus no sobrevive bien en las superficies, por lo que existe un bajo riesgo de propagación en los envases de productos alimenticios o de cualquier otro tipo. Se evidenció que, en general, no es necesario que hagamos ninguna desinfección adicional, a menos que alguien que haya estado en el hogar en las últimas 24 horas tenga una infección confirmada por coronavirus.
  2. Usar guantes. Otro aspecto es es que los guantes no son necesarios a menos que estemos limpiando o cuidando a alguien enfermo. La mejor manera de protegernos de los gérmenes después de salir es lavándonos las manos regularmente o usando desinfectante.
  3. Apretones de manos. Hubo un momento en que pensamos que nunca volveríamos a darnos la mano. Sigue siendo cierto que si alguien tiene una infección por coronavirus, tose en su mano y saluda con un apretón, y quien lo recibe pone su mano cerca de su nariz, ojos o boca, podría infectarse. Pero si las manos se lavan antes de frotárselas por toda la cara, entonces debería estar bien.
  4. Barbijos afuera. En general, las actividades al aire libre son más seguras que las de interior porque el aumento del flujo de aire significa que es menos probable que encuentre concentraciones del virus en el ambiente. De acuerdo a las evidencias ahora no es necesario utilizar barbijo en la mayoría de los entornos al aire libre, especialmente si se continúa practicando el distanciamiento social. La excepción es si nos encontramos en un área donde las tasas de transmisión del coronavirus son altas, si participamos de actividades en contacto cercano con otras personas que no están completamente vacunadas, o si estamos en medio de una gran multitud.
  5. Actividades acuáticas. Sabemos que el virus no se propaga a través del agua. Eso incluye piscinas, jacuzzis y parques acuáticos. Solo hay que mantener la distancia protocolar para evitar que alguien infectado respire sobre uno en una bañera de hidromasaje, por ejemplo. Lo ideal es nadar con distancia para evitar cualquier tipo de contagio.
  6. Guardar máscaras de buena calidad para los trabajadores de la salud. Hace poco tiempo pensábamos que necesitábamos hacer barbijos con medias, pañuelos o ropa interior para poder guardar las máscaras N95 para los trabajadores de la salud. Los trabajadores de la salud ahora están completamente provistos de máscaras y, si todo sigue así, continuará la provisión. Cualquier persona es libre de comprar KN95 y otras mascarillas faciales descartables de alta calidad.

Si estamos vacunados y también nuestro entorno próximo, la nueva normalidad será preocuparse mucho menos.

Fuente: tn.com.ar

Mas noticias

NOTICIAS RELACIONADAS