18.6 C
Monteros

Seguínos

Demandan a una reconocida empresa por vender productos donde sus usuarios corren riesgo de contraer cáncer

Philips enfrentará más de 100 demandas en Estados Unidos reunidas en un tribunal de Pensilvania por el retiro del mercado de más de 3 millones de dispositivos utilizados para tratar la apnea del sueño que están relacionados con problemas de cáncer. La empresa aseguró que quitó de circulación los dispositivos hace meses, pero los abogados defensores instan a que hay miles y miles de pruebas contra la compañía.

Philips defenderá las afirmaciones de que sus máquinas de respiración CPAP representan un riesgo de cáncer ante la jueza de distrito Joy Conti en Pittsburgh. Philips anunció en junio que retiraba las máquinas CPAP porque la espuma a base de poliéster que se usa dentro de los dispositivos para reducir el ruido puede romperse y ser ingerida por los usuarios.

Los investigadores han relacionado el material con algunos cánceres y otras enfermedades. La apnea del sueño es un trastorno del sueño en el que la respiración se detiene y comienza, lo que provoca fatiga y problemas de salud a largo plazo. Muchos de los productos de ventilación de Philips, diseñados para mejorar los patrones de sueño, se venden bajo la marca DreamStation.

Según Bloomberg, Michael London, un abogado de los demandantes con sede en Nueva York que representa a los usuarios de dispositivos, dijo que espera que miles de consumidores demanden por la decisión de la compañía de utilizar un carcinógeno potencial en el diseño y la fabricación del dispositivo. «Hay capas y capas de reclamaciones potenciales, incluidas las demandas colectivas y las que buscan monitoreo médico para los usuarios de CPAP», dijo al panel.

“Este será un litigio masivo”, dijo Kyle Wallace, un abogado de los demandantes con sede en Atlanta al panel de jueces federales que decide dónde se consolidarán los casos de agravio masivo a principios de este mes. «Estamos tratando con un producto que la gente necesita desesperadamente» para lidiar con la apnea del sueño, agregó.

Beena McDonald, un abogado de los demandantes que representa a los usuarios de CPAP, instó al panel a enviar los casos a Conti porque el «vínculo más fuerte con la evidencia, el diseño y la fabricación» de los dispositivos es la planta de Murrysville. El panel estuvo de acuerdo, y señaló que «muchos de los testigos y gran parte de la evidencia documental relevante para este litigio probablemente estarán ubicados» cerca de Pittsburgh, según el fallo.

Fuente: elintransigente.com

Mas noticias

NOTICIAS RELACIONADAS