19.6 C
Monteros

Seguínos

Inflación: la carne aumentó 60% en 2021, a pesar de los cepos y congelamientos

El precio de la carne vacuna aumentó a lo largo del año pasado casi 10 puntos por encima del nivel general de la inflación. Los detalles

El precio de la carne subió 60% en 2021, casi 10 puntos por encima de la inflación general, con picos de hasta 66,6% según la región del país.

El dato cobra valor porque surge del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que de esta forma pone en cuestionamiento la política oficial de prohibición de exportaciones y congelamiento de precios.

Los valores de uno de los productos más tradicional de la mesa de los argentinos tuvo la misma tendencia durante todo el año y el Gobierno no logró frenar esta inercia.

La situación de precios fue diferente de acuerdo a la región del país. El mayor aumento se dio en el noroeste, donde los precios subieron 66,%; luego aparece la región Pampeana, con un alza de 63,2%, y un escalón por debajo se ubicaron el Gran Buenos Aires, con actualizaciones anuales por 60,6%, y el noreste, 60,2%.

La carne, uno de los alimentos con mayor aumento de precio en 2021. Fuente: INDEC.

En Cuyo la variación fue de 59,7% y en la Patagonia, de 59,3%.

Ante la disparada del precio de la carne, el Gobierno dispuso el junio el cierre de las exportaciones de determinados cortes y prolongó la medida al comenzar 2021 para siete especialidades populares.

Asimismo, incluyó una serie de cortes en el programa Precios Cuidados que comenzó a regir esta semana.

La preocupante inflación de 2021

El año 2021 cerró con un aumento del costo de vida de 50,9%, casi 22 puntos por encima de lo que había proyectado el Ministerio de Economía, al fijar inicialmente una meta de inflación del 29% para ese período.

Este resultado se produjo luego de que en diciembre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC registrara un avance del 3,8%, según informó hoy ese organismo.

La marcada aceleración del costo de vida preocupa a los economistas en un contexto donde las tarifas están congeladas y el Gobierno intenta frenar la inercia mediante acuerdo de precios.

La inflación de 50,9% para 2021 es 14,8 puntos superior al 36,1% que se produjo en 2020, cuando la economía cayó cerca de 10% producto de la recesión que provocó la pandemia de coronavirus.

Tal como lo anticipaban todos los informes de consumo, diciembre fue un mes muy caliente con los precios, especialmente de alimentos y bebidas no alcohólicas, que subieron 4,4%.

También contribuyeron bebidas alcohólicas y tabaco (5,4%) y prendas de vestir y calzado (4,8%), con marcadas subas en vísperas de las Fiestas de fin de año.

Inflación: los precios subieron fuertemente durante 2021.

Entre los servicios se registraron también aumentos de consideración en transporte (4%), restaurantes y hoteles (5,9%) y recreación y cultura (4,9%).

De esta forma, la suba anual de los alimentos se acercó al IPC general (50,3%), pero el desagregado muestra una dispersión en el comportamiento de cada producto.

Los de mayor avance fueron: café, yerba, te y cacao, con 66,6% de incremento; aceites y grasas, 63,1%; carne, 59,3%; y leche, derivados y huevos, 53,6%.

Por debajo del promedio estuvieron panes y cereales, con una suba anual del 44,8%; frutas, 40,2%; bebidas no alcohólicas, 44,9%; aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos, 36,3%; y verduras, 26,5%.

Por su parte, la indumentaria cerró 2021 con la tendencia alcista y una suba de precios anual de 65,9%, 15 puntos por encima del IPC general.

Producto de los congelamientos tarifarios, los gastos en vivienda tuvieron un alza de 32,2%, lo cual morigeró el resultado general.

En cambio el equipamiento para el hogar estuvo más activo, con un alza en los valores de 48,7%.

En tanto, en medio de la pandemia los gastos en salud subieron 50,9% en 2021, a partir de un incremento de 53,3% en medicamentos y de 46,4% en prepagas.

El rubro transporte fue otro de los de mayor aumento el año pasado, 64,5%, movilizado especialmente por los valores de los vehículos, que se dispararon como consecuencia de una menor producción de las terminales y restricciones a las importaciones.

A éste se sumó restaurantes y hoteles, que a la salida de la pandemia actualizaron sus valores y provocaron un incremento de 60,2%.

Por su parte, en comunicación se registró un alza de 41,1% interanual en 2021 y en recreación y cultura fue de 47,1%.

A partir de este resultado los analistas esperan en 2022 una inflación cercana al 55%.

Esta proyección se realiza bajo el supuesto que habrá un acuerdo con el FMI que mantenga la economía a flote.

La mayor inquietud surge a partir de una inflación núcleo que fue de 54,9% en 2021, contra una suba de 37,7% de los precios regulados y 50,2% de los estacionales.

Pese a los números adversos, el Gobierno dijo que fortalecerá la política de acuerdos de precios y en las últimas horas lanzó una nueva lista de «Precios Cuidados» con más de 1.300 productos de diferentes rubros.

Fuente: iprofesional.com

Mas noticias

NOTICIAS RELACIONADAS