19.6 C
Monteros

Seguínos

Las últimas horas del ruso que desapareció con su hijo: usurpación y botellas con sangre

Los vecinos de la localidad neuquina González Oro tienen miedo de que vuelva. “No está bien de la cabeza”, advirtió su hermana.

El lugar donde pasó el fin de semana Adrían Zaitsev, antes de desaparecer con su hijo. (Foto: gentileza LMN)

Más de 100 efectivos de la policía de Neuquén buscan por cielo, tierra y agua a Adrían Zaitsev, un hombre de nacionalidad rusa que se autoproclamaba “Mesías” y desapareció junto con su hijo de 8 años el lunes por la tarde.

En medio del impresionante operativo que se desplegó para dar con ellos, el testimonio de varios vecinos de la zona de Fernández Oro permitió reconstruir cómo fueron las últimas horas de Zaitsev antes de que se le perdiera el rastro.

Leé también: Buscan a un nene 8 años y creen que lo secuestró un ciudadano ruso que se presenta como Jesucristo

De acuerdo a su relato, el ruso reapareció por las calles donde vivió hace diez años con su familia el 25 de diciembre pasado. Esa fue la primera vez que lo vieron deambular en particular durante las noches vestido algunas veces con un traje militar y botas negras, y otras con un sombrero, una cruz colgada, grande y una especie de pollera.

El ruso ocupó un galpón que había dentro de una chacra deshabitada. (Foto: gentileza LMN).

“Cuando te lo cruzabas en la calle, te miraba y te decía que era médico que él te iba a ayudar, que te iba a dar sandías y frutas, y que te iba a salvar. Y ahí te dabas vuelta y desaparecía en el acto”, contó un vecino en diálogo con LMN.

El último fin de semana, coincidieron los testigos, Zaitsev usurpó un galpón tipo taller que había dentro de una chacra que estaba alquilada a un mecánico que murió por COVID-19 y desde hace meses estaba deshabitada. Allí, el ruso había tirado un colchón en el piso para dormir pero lo “curioso” fue el resto de las cosas que encontraron el domingo por la noche cuando, advertidos sobre la intrusión, lo fueron a desalojar.

Erik fue visto por última vez el lunes por la tarde y viralizaron su búsqueda en las redes. (Foto: Facebook).

“Había botellas con sangre adentro, una batería de auto y papeles de vehículos que serían robados”, aseguró uno de los propietarios al mismo medio. “No rompió nada más. Solo faltan los cables de la luz, que los habrá fundido para poder vender y nada más”, agregó, al dejar en claro que el “medio de ahora es que vuelve a aparecer”.

“No está bien de la cabeza”

Por su parte Elena Zaitsev, hermana del ruso desaparecido, dijo en los medios que desconoce su paradero y que le preocupa su estado ya que, aunque no cree que sea capaz de lastimar a su hijo, es un hombre con problemas psiquiátricos.

Por: TN.com.ar

“Él no está bien de la cabeza, hay días que sí está bien y otros que no”, indicó la mujer sobre su hermano mayor en una entrevista con el portal Oro en Noticias, en la que además manifestó su preocupación por la “integridad” de su sobrino. “No sabemos si el nene esta pasando hambre”, apuntó.

Por último, Elena sostuvo que hace un tiempo que no lo ve: “Hasta ahora no sabemos nada de él ni dónde está. No tengo su número para comunicarme”.

Fuente: tn.com.ar

Mas noticias

NOTICIAS RELACIONADAS