16.7 C
Monteros
18 noviembre 2019

Caso Ledo: la escuela de Comercio sería el último lugar donde vieron al soldado

En la ciudad de Monteros había dos bases militares dentro del Operativo Independencia. Investigan su desaparición y están acusado César Milani y Esteban Sanguinetti por el hecho.

Síguenos en Facebook

La escuela Nacional de Comercio General San Martín de Monteros, se ubica en la calle Italia a dos cuadras de la vieja ruta 38 y, en 1976, estaba en construcción. Según relatos de vecinos, la base militar o fuerza de tarea principal en el Operativo Independencia, estaba ubicada en la escuela Federico Moreno y un grupo con soldados de otras provincias, se ubicó en la construcción del nuevo establecimiento. El comandante de la V Brigada era el condenado por genocida, Antonio Domingo Bussi. Tanto la madre y hermana del soldado Alberto Agapito Ledo, Marcela Antonia Brizuela de Ledo y Graciela Ledo describieron el lugar como una escuela en construcción. La hermana dio más precisión y dijo que era la escuela de comercio.

Esto es en el marco del juicio que se realiza en esta ciudad, para aclarar la desaparición del soldado Ledo, que ocurrió el 17 de junio de 1976. Las declaraciones de los acusados y de la querella se iniciaron el jueves y continuaron el viernes. Solo se realizarán las audiencias esos dos días, hasta que se conozca la sentencia que se estima tardará aproximadamente un mes.

Hay dos imputados: el excomandante en Jefe del Ejercito, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani, y el coronel retirado Esteban Sanguinetti, que pertenecía al Batallón 141 de Construcciones de la Rioja, en 1976. Tenía el grado de capitán en ese entonces.

Según las denuncias, desde el campamento ubicado en ese establecimiento educacional, Sanguinetti salió con el soldado a hacer un patrullaje en un jeep y luego de retornar en dos oportunidades, en la tercera llegó el solo, según los familiares. Luego en un acta se dijo que Ledo había desertado.

Alberto Ledo. Mi hermano.

Soy Graciela Ledo, hermana mayor de Alberto, un joven que a sus 20 años y estando incorporado como soldado conscripto en la ciudad de La Rioja, fue trasladado a Monteros el 20 de mayo de 1976 y hecho desaparecer el 17 de junio del mismo año.

Estos 43 años desde su desaparición, han sido para mi familia una lucha constante para encontrarlo y ahora ya para que los responsables de su desaparición sean condenados por ese crimen y paguen con cárcel común y perpetua.

La cercanía del juicio, que comienza el 10 de octubre, moviliza todas mis emociones.¿ Qué aparece con más nitidez en estos días? Su sonrisa. Tan cálida tan inocente! Los recuerdos de nuestra infancia, la escuela primaria, donde fue abanderado, los juegos con nuestros amigos, la familia reunida siempre en las comidas diarias, acompañar a nuestros padres a la misa de todos los domingos, compartir con Mami sus actividades en la Iglesia y también sus tareas solidarias, con los familiares que venían del interior y con el barrio, nuestro Barrio Ferroviario.

Nuestra adolescencia nos encuentra ya en la escuela secundaria, Normal Mixta, donde yo obtengo el título de maestra normal en 1969 y el como bachiller en 1972. Desde niño participaba con entusiasmo en todas las actividades, fue monaguillo en las misas, amigo de sacerdotes. Ya en su adolescencia participante de campamentos, grupos juveniles, actividades culturales como estudiante en la escuela normal, Presidente del Centro de Estudiantes, integrante del Conjunto folclórico ganador del certamen provincial de conjuntos escolares, junto a Rubi Garceron, Nieto Ortiz y Rearte.

Integró también el Grupo Juvenil Señor del Milagro. Desde 1968, cuando Enrique Angelelli llega a La Rioja, adherimos a su Pastoral Social, de compromiso con los desposeídos, de los que no tienen voz: un Obispo que nos hizo conocer el real compromiso de quienes se dicen cristianos, coherencia entre leer el Evangelio y vivirlo.

Además de estas actividades, cultivó la amistad, el compañerismo, la solidaridad. Cualidades de un buen militante popular. Entre sus amigos no sólo había jóvenes de su edad, también adultos, con quienes compartía especialmente actividades culturales.
Además de buen hijo, hermano, compañero, amigo, era un muchacho lindo! Con ese cabello castaño, un poco largo, mirada limpia y sincera, sonrisa y risa contagiosa, voz dulce en esas canciones folclóricas, baladas y también de protesta. Sus cantantes preferidos: Joan Manuel Serrat, Víctor Heredia, Mercedes Sosa, Horacio Guaraní…

Mi casa, su casa, era un lugar de encuentro con sus amigos, y Mami la que preparaba comidas que ellos le pedían. Luego las guitarreadas hasta la madrugada. “Amor revolucionario hecho canción”, así definió a Alberto un gran amigo que también nos dejó, Miguel Godoy.

Incorporado al servicio militar en La Rioja, luego trasladado a Monteros donde se lo hace desaparecer. Sus pocos meses en la “colimba” también transcurren con su sello, responsable, amigo, colaborador, solidario. Invitaba a sus compañeros del interior que no tenían familiares donde pasar sus días francos, a nuestra casa. En una de sus cartas desde Monteros, le pide a Mami que los reciba aunque él no esté y los invite a comer.
Esta provincia, Tucumán, fue su otro lugar en el mundo, estudiaba Licenciatura en Historia, hasta el año 1975, allí integró el Centro de Estudiantes.

La noche del 17 de junio de 1976, luego de un fogón, donde el estaba cantando, lo llaman sus superiores para “una misión”. Nunca más regresa.

Este 10 de octubre, tendremos a dos de los responsables de su desaparición como imputados, Sanguinetti y Milani. Nos costó mucha lucha llegar a esta instancia. Sólo pedimos que nos acompañen en este reclamo de Justicia, hay una Madre y toda una familia que no ha logrado en 43 años un derecho fundamental de las personas: VERDAD Y JUSTICIA.

Alberto Ledo, con su eterna sonrisa, nos sigue mostrando el camino para construir un mundo mejor.

Mas Noticias

Monteros Vóley no pudo con Gigantes y cayó de local

Monteros Vóley no pudo con Gigantes y cayó de local

Por el tercer weekend de la Liga de Voleibol Argentina, se enfrentaron en la ciudad de Monteros el local Monteros Vóley y Gigantes del...