31 C
Monteros
15 septiembre 2019

Cuánta plata hay en la Argentina y por qué veremos cada vez menos a Evita

Según el informe de monedas y billetes que publica quincenalmente el BCRA, con la emisión de billetes, en el país hay una cantidad de 5315 millones de papel moneda circulando

Síguenos en Facebook

Si bien en la Argentina se sigue utilizando la maquinita de imprimir billetes y en valor hay más pesos en circulación, al tratarse de un aumento por debajo de la inflación, la oferta de dinero en moneda local merma mes a mes. La iniciativa es parte de la meta de crecimiento cero de la base monetaria que mantiene el Banco Central ( BCRA).

Según el informe de monedas y billetes que publica quincenalmente el BCRA, con la emisión de billetes, en el país hay una cantidad de 5315 millones de papel moneda circulando, apenas por debajo de los 6213,4 millones que había hace tres años a fines de junio de 2016, cuando aún no había activado la impresora para los billetes de mayor valor. En julio y octubre de 2016 se comenzaron a emitir de $500, ilustrado con el yaguareté, y de $200, que lleva la imagen de la ballena franca, respectivamente, y en diciembre de 2017 el de $1000, con el hornero.

Frente a este escenario, en el que se imprimen nuevos billetes, pero con un mayor valor numérico, en total la cantidad de billetes bajó un 17,4% en relación a la misma fecha del año anterior. Es decir, hay menos cantidad de “papelitos” en circulación.

Con respecto a la trituración de billetes deteriorados, desde el BCRA aclararon que la reposición de unidades retiradas no tiene un reemplazo lineal y que depende de la demanda de papel moneda que tiene el público y los bancos.

De acuerdo con los datos oficiales, más de la mitad de los billetes que circulan son de $100. Si bien la tendencia general desde hace más de ocho años es que el billete con más presencia sea el de $100, va perdiendo terreno a medida que el de $500 cobra protagonismo. Incluso, a mitad de marzo el billete del yaguareté destronó al de $100. Desde ese mes, el billete violeta que supo ser el de más alta denominación, dejó de representar la mayor parte de la base monetaria del país en valor, no en cantidad de billete. En la actualidad, los billetes de $500 ya significan casi el 40% del total de circulante que hay en la economía, el billete de $100 significa el 29,5%, el de $1000 el 21% y el de $200 el 7,6%.

Cada vez veremos menos a Julio A. Roca, Eva Perón o la taruca en los papeles moneda. No sólo fue perdiendo preponderancia en la representación del valor, sino también en cantidad de “papelitos”. Hace dos años casi el 70% de papel moneda era el de $100, pero en los últimos meses su envergadura fue tendencialmente hacia la baja, hasta llegar a representar en la actualidad el 50,42% del total de los billetes que hay en el país. En contrapartida, cada vez se imprimen más los billetes de mayor denominación, como el de $1000, $500 y $200. El billete de $500 aumentó casi tres puntos porcentuales desde enero y representa el 13,48% de la cantidad total de papel moneda, con 716,2 millones de billetes en circulación. Mientras que los de 1000 aumentaron 1,75% y los de 200 un 1%.

Los de mayor denominación reducen los costos relativos en términos de impresión y la logística necesaria para su distribución.

Desde el BCRA no se hace público el costo de impresión de cada uno de los billetes, sin embargo, desde la entidad resaltaron el ahorro en la producción que representó la incorporación de los billetes altos. En definitiva, para un mismo valor monetario en billetes de $100, hoy en día su equivalencia en billetes de $200, $500 y $1000 representa un gasto menor del 38%, 75% y 85%, respectivamente.

Sumados, todos los billetes que circulan en la Argentina representan $906.704 millones. La cifra significa un incremento nominal del 19,2% frente a los $760.409 millones que sumaba todo el circulante a mitad de agosto de 2018. La inflación anual de 2018 en tanto, fue de 47,6%.

Que el circulante haya aumentado menos que la inflación tiene que ver con que desde octubre del año pasado el BCRA adoptó un esquema de estricto control de la cantidad de dinero. Desde la entidad dijeron a LA NACION que, sin embargo, “la relación entre la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero y la inflación no es directa ni instantánea”. En este sentido, advirtieron que también influyen “los ajustes de tarifas de servicios regulados concentrados a principios de este año y los movimientos del tipo de cambio”. Ambos factores, aseguraron, generaron presiones que alteraron la dinámica de desaceleración inflacionaria que se transitaba.

Mas Noticias

Preparaban un asado y se les incendió la propiedad

Preparaban un asado y se les incendió la propiedad

Un incendio del tipo estructural sorprendió a los vecinos de la zona sur del casco céntrico de la ciudad de Monteros, durante la jornada...