Video: Furia, escupitajo y papelón de un tenista francés en Buenos Aires

No fue la mejor tarde de tenis para el francés Benoit Paire en el ATP de Buenos Aires, quien no sólo cayó por 6-4, 3-6 y 1-6 ante el local Francisco Cerúndolo, sino que tuvo un partido cargado de polémicas, reproches y papelones. 

La acción más vergonzosa de Paire fue el escupitajo que le propinó al polvo de ladrillo tras una discusión con el umpire, con quien discutía por un pique en el saque de su rival. Cuando Cerúndolo servía 15-40 en el tercer game, el francés discutió acaloradamente con el juez de silla que se acercó al pique para refrendar su fallo. Benoit, disconforme con las explicaciones, escupió en la marca de una pelota en la cancha que creía la correcta, se ganó los silbidos de todos y recibió una advertencia.

Poco después, con el argentino 3-1 arriba, volvió a escupir, revoleó dos botellas de agua y hasta tuvo un cruce de palabras con el supervisor del torneo. Así, fue penalizado con un punto.

Mientras el francés descargaba su bronca y su frustración y perdía precisión con sus tiros; Cerúndolo siguió sumando en el marcador y se adelantó 5-3. Y, sólido con su saque, cerró el segundo parcial.

Paire no volvió a meterse en el partido en el tercer set. Visiblemente ofuscado, continuó discutiendo con el umpire y en los cambios de lado se lo veía pensativo y cabizbajo en el banco.

Ya sin ganas, en el último game con match point en contra, y luego de meter un saque a la red, el francés dilapidó todas las posibilidades tirando mal a propósito para que se termine el partido. Se dejó ganar. Llegó a hacer la simulación de sus saques con los alcanzapelotas dentro de la cancha. El último papelón de la tarde.

El argentino avanzó así a cuartos de final al vencer al que era el tercer favorito del torneo.

El “chico malo” del tenis

Fiel a un estilo pendenciero, Benoit Paire se volcó a Twitter después del partido: “”Al final vale la pena ser un cero a la izquierda”, escribió en su idioma, el francés. Y le agregó un emoji de fuck you y otro de “les mando un besito”. Adjunto al mensaje, el tenista publicó los millones de dólares que lleva ganados.

“La locura de Benoit”, ya es un clásico de este jugador que pretende llegar al Top 20 del ranking ATP, por un camino heterodoxo. Hoy está en el puesto 29 y priorizó jugar en Argentina antes que en el torneo de Montpellier, por cuestiones climáticas y para poder “tomar una cervecita”.

La semana pasada jugó un torneo en Córdoba, relegando los puntos que podrían haberle dado el Open Sud de France, que tiene categoría de ATP 250. Me es muy difícil jugar sin público, allí está todo muy frío. Teniendo la familia tan cerca, me conozco y sé que si pierdo el primer set me darán ganas de dejarme ir y volver a casa”, explicó en una conferencia de prensa en tierra argentina.

Pero luego se confesó: “Me gusta mucho el clay (el polvo de ladrillo) y prefiero estar aquí al sol en la piscina del hotel y con una cervecita”, dijo.

Sin embargo, en la cancha el galo suele ser menos gracioso. No es la primera vez que genera escándalos, se muestra caprichoso o rompe raquetas. Su berrinche más famoso es de 2018, cuando rompió una raqueta y revoleó otra en un partido contra el chipriota Marcos Baghdatis, en Washington.

DS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Fuente: clarin.com

Mas Noticias

También puede interesarte