InicioEconomíaBatalla legal contra el DNU: las farmacias retoman su lucha contra Farmacity...

Batalla legal contra el DNU: las farmacias retoman su lucha contra Farmacity y otras cadenas

Dispuestas a no ceder en los cambios que planteó Javier Milei a través de su reciente DNU, las farmacias que no pertenecen a cadenas presentaron un recurso de amparo ante la Justicia para bloquear todo lo dispuesto por el decreto oficial. Al mismo tiempo, durante este viernes los comercios cerraron sus persianas durante una hora en señal de protesta frente a la desregulación del sector que propone el Gobierno. Las principales organizaciones que nuclean a los farmacéuticos criticaron con dureza el DNU de Milei y enfatizaron que el cambio de marco disparará la circulación y venta de medicamentos falsos o adulterados.

La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) se ubicó al frente de las entidades que promovieron el amparo presentado en estas horas. La organización señaló que el DNU “agrede” al segmento farmacéutico, añadiendo que la medida “pone en riesgo la salud de la población y el acceso de todos a los medicamentos”.

Según COFA, el decreto “abre nuevamente la puerta en la Argentina a la circulación de medicamentos falsos y adulterados”. La entidad reiteró que el DNU permite que “la propiedad de las farmacias en manos de sociedades anónimas”. Este último aspecto reaviva la resistencia que sostienen las farmacias ante el avance de cadenas como Farmacity.

Batalla legal contra el DNU

Por su parte, el Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (CEPROFAR) informó, a través de un comunicado al que accedió iProfesional, que “participa y adhiere” a la presentación judicial “rechazando el DNU”.

Lo que pretende imponer el DNU va en contra de objetivos sanitarios y en contra de lo que se recomienda en los países más avanzados para nuestro sector”, aseguró la entidad.

“El DNU propone una mercantilización de las farmacias y considera al medicamento un bien de consumo más puesto en el mercado, sin controles ni regulaciones sanitarias, lo que -dadas las particularidades del sector- resultaría en incrementos de precios y dificultad de acceso para la población”, agregó.

Las entidades se oponen a la desregulación total de las farmacias.

Las entidades se oponen a la desregulación total de las farmacias.

Además, se expresó la Facultad de Farmacia y Bioquímica (FFyB) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que, también a través de un comunicado, afirmó que el DNU “atenta contra el rol del farmacéutico”.

“El decreto 70/2023 introduce modificaciones que ponen en riesgo el rol del farmacéutico y de la farmacia comunitaria como puertas de entrada al sistema de salud, al asegurar la calidad, la seguridad y la eficacia de los medicamentos”, señala la dependencia.

“La modificación de la regulación del ejercicio de la actividad farmacéutica no reviste una particular urgencia y requiere de un adecuado debate y consenso”, se indicó en el texto, firmado por Pablo Evelson, decano de la FFyB, y Marcela Radice, secretaria académica de la facultad.

El rechazo a la expansión de Farmacity y otras cadenas

Las entidades que integran a las farmacias rechazan la posibilidad de que dichos comercios puedan ser adquiridos o impulsados por sociedades anónimas, aspecto que las federaciones ligan directamente con la posibilidad de expansión de firmas como Farmacity. Además, el marco permite que un profesional farmacéutico pueda ser director técnico de más de una farmacia, otro cambio que también funcionaría en sintonía con las cadenas.

El DNU impuesto por Milei habilita, también, que las droguerías puedan despachar de forma directa al público e, incluso, la comercialización de medicamentos de venta libre fuera de las farmacias. Habilita, además, la opción de que estos comercios integren consultorios médicos u odontológicos.

Todas estas opciones, con la posibilidad de que las sociedades anónimas controlen las farmacias a la cabeza, ya activó la queja de las principales organizaciones del segmento.

El DNU libera por completo la comercialización de buena parte de los medicamentos.

El DNU libera por completo la comercialización de buena parte de los medicamentos.

Además de habilitar la posibilidad de que las sociedades anónimas sean propietarias de farmacias, el decreto impulsa los siguientes cambios:

  • Se habilita la venta de medicamentos de venta libre fuera de las farmacias.
  • Permite la venta de artículos de ópticas en las farmacias.
  • Autoriza la apertura de las farmacias en cualquier horario.
  • Permite que las droguerías despachen medicamentos de forma directa al público.
  • Cada farmacéutico puede ser director técnico de más de una farmacia.
  • Permite que cada farmacia anexe un consultorio médico u odontológico.

“El DNU permite la propiedad de las farmacias en manos de sociedades anónimas cuyo único objetivo es hacer negocio. Desaparecerán entonces las regulaciones que aseguran la supervivencia de las farmacias instaladas lejos de zonas céntricas, en los barrios y localidades más pequeñas”, expuso COFA, en otro comunicado al que accedió iProfesional.

Fuente: iprofesional.com

Más Noticias

También puede interesarte