InicioEconomíaRotundo rechazo al proyecto del Ejecutivo que plantea el cierre del Instituto...

Rotundo rechazo al proyecto del Ejecutivo que plantea el cierre del Instituto Nacional del Teatro

Mariano Stolkiner es un director teatral, dramaturgo, actor y gestor de comprobada y larga trayectoria en el sector. Desde hace años, es quien está a cargo de la sala El extranjero, un bello espacio del barrio del Abasto. En él reparó el actual secretario de Cultura, Leonardo Cifelli, para que ocupe el cargo de director ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro (INT), organismo fundamental para el desarrollo de la actividad teatral a lo largo y ancho de todo el país creado en 1997. Fue la ley 24.800 la que dispuso la creación de este ente autárquico. Es la misma norma que ayer por la tarde, como parte del paquete que envió el Ejecutivo al Congreso conocida como ley ómnibus, en su apartado dedicado a Cultura propone importantes modificaciones en lo que se refiere al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y cambios en la Ley de Música. En lo que hace al sector teatral, el proyecto es tan claro como contundente: plantea la derogación de la Ley 24.800 que, en su artículo 7, especifica la creación del INT.

Desde que se conoció la noticia, el rechazo por parte de creadores y organismos vinculados con la actividad teatral y la cultura se hizo permanente con el correr de las horas. Hoy por la tarde, sumó su voz en un comunicado el mismo Mariano Stolkiner, cuyo cargo no fue todavía oficializado por el Boletín Oficial (situación que también afecta al mismo Leonardo Cifelli). “Habiéndome llegado este ofrecimiento de forma completamente inesperada, tuve que reflexionar mucho, generando consultas hacia organizaciones del sector teatral, artistas y las propias personas que trabajan dentro de la Institución. Sabiendo qué, por motivos personales, no podía asumir el cargo hasta mediados de enero, de todas formas, en torno a un período de transición, me puse a trabajar para ir interiorizándome respecto al funcionamiento y el estado de esta Institución, conociendo a la gente que en ella trabaja. En todo momento la articulación con la Secretaría de Cultura fue en favor de sostener su normal funcionamiento, razón para la cual había sido convocado. Sin embargo, de manera completamente inesperada, me entero de este proyecto de ley que pretende cerrarlo. Ante este estado de situación, declaro mi enorme y urgente preocupación frente a esta medida, la cuál me resulta completamente incomprensible afectando a la sociedad en su conjunto, más allá de lo que me toca en términos personales, siendo que, a través de este proyecto de ley, no encuentro respuesta a la razón para la cual fui convocado en su momento”, apunta en un largo comunicado en el cual detalla la importante y fundamental tarea que viene realizando el INT a lo largo y ancho de todo el país en estos 25 años de vida.

“Llamo a la reflexión para que este proyecto derogatorio, que podría causar un enorme daño sobre nuestros preciados bienes culturales, conformantes fundamentales de nuestro patrimonio e histórica identidad nacional; no avance, convirtiéndose en una ley que tanto daño podría causar a nuestra sociedad en su conjunto”, culmina Stolkiner. Su desconcierto tiene un tono similar al expresado por Javier Torres, el cineasta y escritor que fue elegido por el actual secretario de Cultura y empresario teatral para dirigir el Fondo Nacional de las Artes, histórico organismo que la ley ómnibus propone cerrar.

Quienes también reaccionaron ante la medida propuesta por el Ejecutivo fueron los consejeros, los representantes provinciales, los directores de áreas, los integrantes del jurado y trabajadores del INT que hicieron un llamado para que no se apruebe la llamada ley ómnibus. “En dicho proyecto nos vemos directamente afectados por la propuesta de derogación de la Ley Nacional del Teatro (24.800), con la consecuente desaparición del Instituto Nacional del Teatro; junto a la Ley de no demoliciones de salas (14.800). Ambas leyes son fundamentales para el fomento, desarrollo y protección de las comunidades de trabajadoras y trabajadores del sector teatral nacional. Su eliminación se plantea sin fundamentación, de manera arbitraria y sin el reclamo de ningún sector que demande esta derogación”, plantean en otro comunicado dado a conocer a la comunidad en su conjunto mientras que solicitan que se designe al director ejecutivo para que no se paralice el funcionamiento de este instituto que corre peligro.

Advierten que la derogación de la Ley Nacional del Teatro no solo quedan en riesgo de perder sus trabajos quienes son parte del INT sino que también todas aquellas fuentes laborales que dependen de la puesta en escena de obras y ciclos de teatro independiente.

El listado que ya expresaron su rotundo rechazo al proyecto se suma la Asociación Argentina de Actores, Artei (la entidad que nuclea a los sala alternativas porteñas), Teatro x la Identidad, la mayoría de las salas alternativas y otros colectivos vinculados a la actividad escénica. También se manifestó contrario al cierre del INT Pablo Avelluto, exsecretario de Cultura durante la gestión de Mauricio Macri. Para el sábado a las 17 horas se convoca a un abrazo a las sedes del Fondo Nacional de las Artes y del Instituto Nacional del Teatro, en defensa de ambas instituciones que pretende cerrar el Ejecutivo.

Conocé The Trust Project

Fuente: lanacion.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte