22 agosto 2019
11.4 C
Monteros

El limón monterizo padeció las consecuencias de las lluvias

Desde la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) explicaron que la cosecha se ve retrasada por las consecuencias de las precipitaciones de las últimas semanas. Problemas de calidad y noticias comerciales negativas desde Europa.

Síguenos en Facebook
Las lluvias registradas en la provincia durante los últimos meses afectan la actual campaña citrícola, retrasando considerablemente su cosecha.

El ingeniero Hernán Salas de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), explicó que las complicaciones se deben por las condiciones meteorológicas, ante las precipitaciones que se presentaron durante marzo, abril y mayo, alcanzando récords de milimetrajes inesperados en estas épocas.

Las zonas más afectadas por el agua es la zona centro de la provincia (desde San Pablo hasta Concepción), siempre la más afectada por las precipitaciones, mientas que las zonas Norte y Sur cuentan en este momento con menos humedad y menor incidencia de enfermedades.

Al día de hoy tenemos muchas quintas donde la fruta se ha pasado en tamaño, y una de las principales causas de rechazo de fruta en los empaques es el calibre. Vale la pena destacar que la sanidad estaba bien controlada, y con este período lluvioso se han empezado a notar síntomas de distintas patologías, como ser, melanosis, cancrosis, algo de fitoftora”, señaló el ingeniero al sitio Suena Campo.

Además de los factores climáticos, el aspecto comercial no es favorable para el limón tucumano. En el caso de la Unión Europea, en los últimos meses, España se encontraba con volúmenes importantes de fruta, por lo que la demanda por limón argentino se veía disminuida. Otros países importadores como ser Rusia, han tenido demanda, pero los precios se han mantenido bajos.

“Por otro lado tenemos mercado en Estados Unidos, donde los niveles de exigencia en cuanto a calidad son bastante altos, esto nos lleva a descartar mucha fruta en los empaques para poder poner en caja la fruta que realmente es la demandada, y no de menor calidad, de manera de poder conservar un mercado que nos costó tanto conseguir”, agregó Salas.

Sobre las cuestiones sanitarias de la fruta, el ingeniero informó que nada se puede hacer en este estadío, ya que las cuestiones sanitarias se controlan dentro del período de campaña, es decir, durante el crecimiento de la fruta, y no cuando esta ya está terminada. Todas las recomendaciones que se pueden dar en cuestiones sanitarias son para campañas venideras.

“Lo que queda para recomendar en esta campaña, es entrar a cosechar en un momento en que la planta realmente seca, de esta manera disminuyen las lesiones por golpes en la fruta, lo que termina desencadenando algún tipo de podredumbre. En condiciones de mucha humedad, la turgencia de la piel de la fruta es muy alta, lo que la hace muy sensible a lesiones” aconsejó Salas.

Por último el integrante de la EEAOC se refirió a los volúmenes esperados para este año. “Estimamos que los volúmenes de producción van a ser similares a los de la campaña pasada. No me aventuro a decir cómo va a ser el reparto de esa fruta, es decir, cuánto iría a exportación, cuanto a molienda o a proceso y cuanto a mercado interno”, finalizó.

Mas Noticias

Dos menores resultaron heridos en un incendio en Alderete

Dos menores resultaron heridos en un incendio en Alderete

Personal de la Comisaría de Alderetes tomaron conocimiento del hecho alrededor de las 3de este jueves. El incendio se produjo en una casa ubicada en...