18.9 C
Monteros
viernes, mayo 29, 2020

Curiosidades: la explicación científica de por qué algunas personas ven fantasmas

Aunque resulte inverosímil, hay una explicación sobre este raro fenómeno que también contempla otro tipo de apariciones.

Mas leídas

Evalúan las salidas recreativas para niños en Monteros

Teniendo en cuenta la baja circulación de Covid-19 en la provincia de Tucumán y que este viernes se cumplen 71 días de cuarentena en...

Policía de Tucumán: expulsarán a los implicados en el caso Espinoza

En el marco por la causa de la desaparición forzada de Luis Espinoza, expulsarán de la Policía de Tucumán, a los nueve efectivos involucrados...

Cuarentena en Tucumán: 100 juicios por Violencia de Género

Este miércoles 27 de mayo en el marco de la cuarentena en Tucumán, se realizó el Segundo Conversatorio del MPF en Tiempos de Contingencia....

Crimen en Tucumán: asesinaron un joven de 22 años en la Capital

Por un crimen en Tucumán, el Ministerio Público Fiscal intervino en el caso a través de la Fiscalía Especializada en Homicidios de la I°...

Se aproxima Halloween, aquella noche en la que los espíritus (buenos y malos) atraviesan la puerta que los separa de los vivos para deambular por la Tierra durante unas horas, y con la fecha surge la curiosidad por el mundo del más allá.

Lo cierto es que independientemente de nuestra imaginación, esas presencias puede ser reales. ¿Por qué algunas personas ven fantasmas? La ciencia lo explica.

El psicólogo Frank T. McAndrew, explicó el tema al Psychology Today con estudios recientes. Al respecto, el especialista explicó que hay varios factores que pueden intervenir en el fenómeno de los fantasmas y las apariciones.

La presencia percibida

Esta primera instancia, explica Frank T. McAndrew, consiste en lo que sienten individuos que fueron aislados en ambientes raros o extremos donde intervienen altos niveles de estrés. Así, estas personas hablan de que han sentido que alguien más les acompaña para lidiar con una situación difícil.

En estos casos, la experiencia puede ir desde un pequeño presentimiento de que alguien nos observa, hasta el punto de percibir a ese “acompañante”. La entidad puede ser considerada un dios, un espíritu, un ancestro o alguien que la persona conoce.

Por lo general este fenómeno de los fantasmas o apariciones se da en lugares con poca variación física y estimulación social. Las bajas temperaturas también suelen jugar un papel importante.

La posible explicación para este fenómeno contempla el movimiento de las cosas en el entorno, sensaciones alteradas y estados de conciencia provocados por los cambios en la química cerebral detonados por el estrés, la falta de oxígeno, la estimulación monótona e incluso un efecto hormonal.

Al respecto, un estudio realizado por Olaf Blanke demostró que al estimular ciertas áreas del cerebro, la persona puede sentir “la presencia” de alguien más o una aparición fantasmal.

Por otra parte, Peter Suedfeld, psicólogo ambiental, cree que los cambios cognitivos son claves en el fenómeno. Él sugiere que que normalmente pasamos la mayor parte del tiempo atendiendo y procesando estímulos externos.

Pero, según Suedfeld, cuando nos exponemos a lo que no conocemos o nada cambia en lo que nos rodea, nos enfocamos en nuestro interior y al no tener práctica en ello, surgen los fenómenos de que “alguien” nos acompaña.

¿Cuándo o cómo percibimos otras presencias?

Aunque la mayoría de las personas que hablaron de este tipo de presencias, las experimentaron en ambientes raros o peligrosos, no es descabellado pensar que pueden darse en ambientes mucho más cotidianos.

Por ejemplo, quien perdió a un ser querido, una persona con quien se desconectaba de todo y casi nunca salía de casa, la soledad y el aislamiento sumado a los grandes niveles de estrés pueden detonar esa visita del fallecido en su mente.

Al respecto, diversos estudios apuntan a que el 50% de las personas viudas en Estados Unidos experimentaron alucinaciones con la pareja fallecida. Esta aparente comunicación después de la muerte es un mecanismo saludable de lidiar con la situación y el duelo.

Otro motivo puede ser la religión. Muchas veces estas experiencias se dan después de largos periodos de oración, reflexión y meditación.

También está el caso de ciertas culturas donde hay rituales muy precisos para pasar de la adolescencia a la adultez y que llevan a la persona por una serie de exposición a ambientes extraños, amenazantes e incluso retos físicos, lo que puede detonar alucinaciones.

Puede interesarte

Mas noticias

Monteros celebra los 301 aniversario del Milagro de la Virgen del Rosario

Este viernes 29 de mayo se conmemora un nuevo aniversario por el Día del Milagro de la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad...

Evalúan las salidas recreativas para niños en Monteros

Teniendo en cuenta la baja circulación de Covid-19 en la provincia de Tucumán y que este viernes se cumplen 71 días de cuarentena en...

Trabajadores estatales retornarían a la actividad el 8 de junio

Desde Casa de Gobierno anticiparon que en un plazo aproximado de 10 días, los trabajadores estatales empezarían a retornar de manera gradual a sus...

Rusia: intercepta bombarderos yankees

La defensa antiaérea rusa ha interceptado este viernes bombarderos estratégicos B-1B de la Fuerza Aérea estadounidense sobre los mares Negro y Báltico, informa el...

Circulaban en Monteros sin justificación y fueron demorados por Patrulla Motorizada

Con motivos de hacer cumplir el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, personal de Patrulla Motorizada 911, demoró a tres personas de la Capital que...