18 junio 2019
12 C
Monteros

La NASA encontró en Plutón un elemento fundamental para la vida extraterrestre

La sonda New Horizons detectó una actividad geológica reciente y la presencia de amoníaco en la superficie del planeta, un ingrediente clave para la regulación de la temperatura.

Síguenos en Facebook

A 13 años de haber sido degradado en la escala planetaria, Plutón volvió a estar en el centro del interés científico. Una nueva investigación basada en datos captados por la New Horizons de la NASA reveló la presencia de amoniaco en el “planeta enano”, lo que da evidencia de una actividad geológica reciente con agua líquida que brota como lo haría la lava fundida en la Tierra.

En este estudio, los autores sugieren que Plutón puede albergar al menos algunas características favorables a la evolución de la vida. “Hasta este trabajo, el amoníaco no había sido detectado espectroscópicamente en Plutón”, afirmaron en la investigación, que tomó imágenes captadas por la sonda en un sobrevuelo de 2015. Los hallazgos fueron detallados en la revista Science Advances.

“En los últimos años, el amoníaco ha sido un poco como el ‘Santo Grial’ de la ciencia planetaria”, dijo al sitio Space.com la autora principal del estudio, Cristina Dalle Ore, científica planetaria del Centro de Investigación Ames de la NASA.

Una razón para esto es que el amoniaco es un ingrediente clave en las reacciones químicas que subyacen a la vida tal como la conocemos, y por lo tanto, cuando se encuentra, se presume la presencia de un entorno que conduce a la vida. “Esto no significa que la vida esté presente, y aún no la hemos encontrado, pero indica un lugar donde debemos buscar”.

El amoníaco “es una molécula frágil y se destruye por la radiación ultravioleta y los rayos cósmicos”, dijo Dalle Ore. “Por lo tanto, cuando se encuentra en una superficie, implica que se había colocado allí hace relativamente poco tiempo, unos millones de años antes de ser encontrado”.

Los investigadores sugirieron que cuando se depositaba en la superficie de Plutón, el amoníaco ya estaba mezclado con el agua de un océano subterráneo escondido dentro del planeta enano. Esta agua pudo haber salido “a través de grietas o conductos de ventilación y se roció en la superficie”, dijo Dalle Ore. “A esto lo llamamos criovulcanismo”.

El trabajo se centró en imágenes captadas al norte de Cthulhu, un conocido accidente geográfico del planeta enano. Allí se encuentran los canales adyacentes de Virgil Fossae, caracterizados por su color rojo (ver la imagen B de la figura de arriba). Según explican los investigadores en su estudio, unos pocos cráteres cercanos comparten esta coloración. Esa zona coincide con los hallazgos de agua en base al sobrevuelo de New Horizons.

El hecho de que Plutón posea agua líquida puede parecer sorprendente, ya que la superficie del planeta enano es de aproximadamente -270 grados Celsius, más que lo suficientemente fría para congelar el aire. Sin embargo, el calor de los minerales radiactivos hace que las profundidades de Plutón sean más cálidas que su superficie, y “el amoníaco, cuando se mezcla con el agua, actúa como anticongelante y, por lo tanto, permite que el agua sea líquida a temperaturas que de otra manera serían demasiado frías”, dijo Dalle Ore.

En general, la presencia de amoníaco en el agua hace posible que exista un océano líquido bajo la corteza helada del planeta enano, dijo Dalle Ore. La extensión de este océano permanece desconocida; podría constar de solo unas pocas bolsas de agua líquida, o podría constituir una capa acuosa debajo de toda la superficie de Plutón.

“Mi próxima tarea es tratar de determinar la ubicación de todos los respiraderos desde los cuales se podría haber rociado el agua y el amoníaco en un intento por hacer un mapa del tamaño del océano”, dijo Dalle Ore.

Científicos en Japón y EEUU habían anunciado la semana pasada el descubrimiento de una capa de gas que podría actuar como aislante para evitar que se hiele un océano interior en Plutón. El estudio fue publicado la revista Nature.

Se trata de una investigación conjunta desarrollada por la Universidad de Hokkaido University, el Instituto de Tecnología de Tokio, la Universidad de Tokushima University, la Universidad de Osaka, la Universidad de Kobe y la Universidad de California.

De acuerdo con sus expertos, la existencia de capas de gases aislantes bajo superficies heladas de objetos celestes sugiere que quizá haya más océanos en el universo de los que se creía hasta ahora.

Para este estudio, los científicos analizaron simulaciones por computadora diseñadas a partir de las imágenes tomadas por la sonda New Horizons.

Mas Noticias

La zafra azucarera se vio afectada por la lluvia de los últimos meses

La zafra azucarera se vio afectada por la lluvia de los...

La zafra en Tucumán está retrasada por las precipitaciones récords registradas en marzo, abril, mayo y lo que va de junio, informó la Estación...