Tucumán define el paro de colectivos ¿Las combis se alistan?

El municipio de la Capital confirmó que activará el servicio alternativo de combis

La amenaza del paro de transporte público de mañana en Tucumán sigue latente. César González, titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), confirmó que mantienen su tesitura: si hasta hoy los 3.600 trabajadores del sector no cobran el sueldo de diciembre y el medio aguinaldo, mañana no habrá colectivos en toda la provincia. Una reunión entre las partes hoy a la mañana será fundamental para destrabar el conflicto, al menos por un mes.

“Tenemos una reunión con los empresarios a las 11.30. Seguimos firmes: si nos pagan, levantaremos la medida de fuerza”, explicó el titular del gremio.

En tanto, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán confirmó que, si hay huelga, activarán el servicio alternativo con combis.

El Gobierno provincial informó ayer que intervendrá para evitar la medida de fuerza. Anunció que otorgará un adelanto de subsidios provinciales a las empresas, por $ 300 millones, para que las firmas abonen la deuda salarial, que promedia $ 90.000 por cada chofer.

“Hay un pedido por parte de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) para el auxilio a la actividad por una suma de $ 300 millones, que serán concedidos con la condición de que esos fondos vayan directamente imputados al pago de salarios de choferes. El préstamo será devuelto, a partir de marzo, en seis cuotas iguales y consecutivas de $ 50 millones mensuales”, aseguró ayer al mediodía Benjamín Nieva, secretario de Transporte y Seguridad Vial de la provincia.

Funcionarios de Casa de Gobierno abocados a evitar que se lleve adelante el paro confirmaron a este diario, en reserva, que aunque los fondos se han comprometido desde el gremio aguardan porque se confirme una fecha de depósito.

La caída de recaudación por la pandemia y la devaluación frente al dólar ahondaron el año pasado la crisis del sector, con subsidios atrasados para cubrir el valor real de las tarifas. Por las constantes moras en el pago de los sueldos, el año pasado UTA mantuvo 64 días de paro en reclamo por los salarios.

Jorge Berretta, vicepresidente de Aetat, confió ayer que la apuesta para evitar la huelga dependía del auxilio de la Provincia. “Los beneficios sociales, como los boletos educativos que solventan las empresas entre un 50% y 60% de cada pasaje, más las gratuidades a personas con discapacidad, corren un severo riesgo porque las firmas están por desaparecer a raíz de las decisiones políticas que sostienen compensaciones tarifarias atrasadas. Percibimos menos compensaciones tarifarias que en 2018 y 2019. El objetivo del auxilio de la Provincia es buscar un horizonte, que pase esta situación de pandemia y que las empresas y los 3.600 puestos de trabajo se mantengan”, explicó.

Puede interesarte: Tucumanos solidarios

Tucumanos solidarios

Mas Noticias

También puede interesarte