Crimen en León Rouges: protestaron frente a la casa de la sospechosa

La Policía controló la tensión en Huasa Pampa

A raíz de un sospechoso crimen en León Rouges, un tenso clima se vivió en la tarde de ayer en el paraje Huasa Pampa. Varias personas realizaron una protesta frente a la vivienda de una mujer señalada como una de las autoras de la agresión y posterior muerte de Erika Correa, de 30 años y madre de dos niños, quien falleció el sábado pasado en el hospital de Monteros.

Según sus parientes, la mujer nunca fue internada y su deceso se produjo en un box de la guardia de emergencia del nosocomio. Hasta ahí había concurrido por tercera vez a raíz de los fuertes dolores que acusaba tras recibir una feroz golpiza el miércoles cuando, según un parte de la policía, caminaba por un camino vecinal que comunica Huasa Pampa con León Rougés. Fue un día antes de su cumpleaños. “Tenemos una mezcla de dolor y bronca por la salvaje agresión que sufrió Erika y además por la negligencia total en que incurrió el personal médico que la atendió y dejó morir. Anduvo padeciendo dolores y vómitos desde el miércoles hasta el sábado cuando murió implorando que le calmen lo que sentía en el estómago” dijo Nancy Correa, tía de la víctima.

La causa está caratulada como “muerte dudosa” y la tramita la Unidad de Decisión Temprana del Centro Judicial de Monteros. La joven fue sepultada el domingo y este lunes un grupo de vecinos y parientes se congregó frente a la casa de la principal sospechosa del ataque. Esta denunció ante la policía que la turba ingresó a su vivienda e intentó agredirla e incendiar el inmueble.

Los uniformados la rescataron y en la comisaría de León Rougés prestaba anoche declaración. La mujer, según trascendió, dijo que el miércoles a la tarde cuando fue atacada Erika, no se encontraba en la zona. Los familiares de la víctima insisten en que esta mujer la atacó acompañada de otras dos personas. “Creemos que este es el desenlace de una vieja rencilla por cuestiones de la que preferimos no hablar. Hay una denuncia que mi sobrina hizo ante la policía y que involucra a la sospechosa. Pero nunca se hizo nada”, dijo Nancy.

La policía de León Rougés admitió la enemistad que mantenían ambas mujeres. Pero advirtió que hasta ahora no hay elementos concretos para incriminar a la supuesta atacante. Según Correa, Erika fue atacada cuando se dirigía a pie desde su casa de Huasa Pampa hasta León Rougés con el propósito de entregar un dinero destinado a la iglesia evangélica del lugar, a la que pertenecía. Un vecino de la zona la encontró tirada a la orilla del camino y muy golpeada. “Se la llevó al hospital de Monteros y ahí luego de ser atendida se le dio de alta. Volvió en otras dos ocasiones por los dolores que empeoraban. Hasta que murió sufriendo horrores”, se lamentó Lorena Argañaraz, otra tía. El oficial principal Luis Barrionuevo, segundo jefe de la comisaría de León Rougés, aseguró que la manifestación que protagonizaron vecinos y parientes de la víctima fue controlada en medio de un clima de mucha tensión.

Mas Noticias

También puede interesarte