HomeMonterosCorrían picadas ilegales por Monteros con una moto robada

Corrían picadas ilegales por Monteros con una moto robada

Una motocicleta con pedido de captura, logró ser recuperada por la policía este lunes por la tarde, mientras unos individuos corrían picadas ilegales en la zona suroeste del departamento Monteros.

Cerca de las 18.30, efectivos de la Unidad Regional Oeste, dieron con un rodado que presentaba una denuncia por robo, con fecha del 22 de mayo en la Comisaría de León Rougés.

Mientras realizaban un recorrido preventivo en la jurisdicción de Capitán Cáceres, los uniformados observaron a tres motocicletas corriendo picadas ilegales cerca del río Pueblo Viejo. Al acercarse, los individuos huyeron por un camino de tierra llamado “La Hilera”.

En la persecución, los oficiales encontraron una motocicleta abandonada sin placa de identificación, marca Motomel y de color negro. La moto fue llevada a la UOP para verificar sus datos y se descubrió que había sido robada.

Según trascendió, el caso fue informado a la UFI en Delitos Contra la Propiedad y se solicitó seguir el protocolo de investigación establecido por el Dr Medina Rosales.

¿Qué son las picadas ilegales?

Las picadas ilegales, también conocidas como carreras clandestinas o picadas clandestinas, son competencias de velocidad ilegales que se llevan a cabo en lugares públicos, como calles, avenidas o rutas, en las que participan, motos y autos modificados o de alta potencia. Estas carreras suelen ocurrir durante la noche o en lugares poco frecuentados para evitar la detección por parte de las autoridades.

Las picadas ilegales son una práctica peligrosa y ilegal debido a que ponen en riesgo la seguridad vial de los participantes y de terceros. Además, los vehículos utilizados en estas carreras suelen sufrir modificaciones no reglamentarias, lo que aumenta aún más el riesgo de accidentes.

Las autoridades argentinas han implementado medidas para combatir este tipo de eventos, como la utilización de cámaras de seguridad, mayor presencia policial en zonas propensas y sanciones más severas para aquellos que participen en picadas ilegales. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, este problema persiste en algunas zonas del país.

Más Noticias

También puede interesarte