HomeMundoLa best seller que redefinió la intriga, era antisemita y heredó una...

La best seller que redefinió la intriga, era antisemita y heredó una fortuna a una colonia de artistas

Conquistó al público de todo el mundo con novelas de un suspenso perturbador. En los diarios y cuadernos que encontraron en su casa surgieron sus polémicas opiniones sobre los judíos y el Holocausto.

11 de febrero 2024, 06:38hs

Dicen que la best seller amaba más a los gatos que a las personas, y esta imagen retrata ese afecto por los felinos. En

Dicen que la best seller amaba más a los gatos que a las personas, y esta imagen retrata ese afecto por los felinos. En “Diarios y cuadernos” quedó expuesto su antisemitismo. (Foto: ABC de España)

Este 4 de febrero se cumplieron 29 años de la muerte de una escritora que redefinió la intriga con sus obras de suspenso que se convirtieron en best sellers rápidamente. La historia de Patricia Highsmith, sin embargo, tiene otra cara más oscura aún que sus novelas policiales que empezó a conocerse después de su fallecimiento.

La escritora norteamericana, que amaba a los gatos y era de costumbres solitarias, dejó una herencia millonaria a una colonia de artistas llamada Yaddo, en la que escribió algunas de sus obras más famosas. Indagando en los diarios y cuadernos privados que fueron encontrados en su casa, se descubrió que escondía su condición de antisemita.

Nacida en Texas como Mary Patricia Plangman el 19 de enero de 1921, la narradora había manejado su vida personal con un aura de secretismo. Pero en un armario de su casa se hallaron 18 diarios y 38 cuadernos que dieron pie a la publicación de un libro revelador. De las más de 8 mil páginas que dejó escritas surgió “Diarios y cuadernos”, publicado 20 años después de su muerte. En esa obra quedó expuesto su perfil más chocante y controversial, sin medias tintas.

Leé también: A 40 años de la muerte de Alfred Hitchcock, el director que hizo del suspenso un arte

La mujer que cambió la manera de plantear las obras de suspenso con una intriga perturbadora, expresó con lujo de detalles en esos diarios sus problemas con el alcohol, sus fobias y algunas opiniones verdaderamente polémicas, que no había querido formular públicamente.

La creadora de Ripley y Carol, entre muchas obras que se posicionaron como best sellers durante meses, expresa un profundo odio a los judíos en esos diarios íntimos. Solía referirse al Holocausto como “Holocausto Inc.” (una traducción posible sería “Holocausto Sociedad Anónima”, haciendo alusión a que se trata de una sociedad comercial) o “Semicausto”, porque “muchos judíos lograron sobrevivir”.

Video PlaceholderAlfred Hitchcock llevó a la pantalla grande su novela “Extaños en un tren”. También se hicieron películas con otras de sus grandes obras.

Sus escritos eran de dos tipos: literarios o sociopolíticos. Se advierte que estos últimos eran discontinuos, como si en ciertas épocas tuviera ganas de expresar sus opiniones y en otras prefiriera reservarlas. Algunos amigos dijeron que ellos sabían de su antisemitismo porque lo manifestaba en la intimidad, pero otros manifestaron su sorpresa y desconcierto.

En una carta que le envió a un amigo en 1940, Highsmith había dicho que “un escritor no traicionaría jamás su vida secreta, porque sería como estar desnudo en frente del público”. Y ella respetó esa convicción hasta su muerte, aunque dejó sus cuadernos y diarios para que su verdadero rostro emergiera de manera póstuma.

Leé también: Una psicóloga, un best seller y una propuesta: repensar la infidelidad

“El asesinato es una forma de hacer el amor, una forma de posesión”, escribió en sus polémicos diarios la novelista allá por 1950. También tiene opiniones calificadas como racistas y en otros textos critica el comportamiento de los hombres como pareja: “No saben qué hacer con una mujer una vez que se satisface el apetito sexual”, escribió.

Después de tener dudas sobre su sexualidad en la adolescencia, Patricia descubrió que le gustaban las mujeres y se sometió a una terapia con la intención de “curarse”. Años después se aceptó como lesbiana y publicó Carol, un libro sobre el amor entre dos mujeres en una época en la que la homosexualidad era un tabú en el mundo literario.

Donó 3 millones de dólares a una comunidad de artistas

En sus escritos se queja de la represión que sufrió por su condición de lesbiana en la juventud, circunstancia que la obligó a ocultar sus preferencias sexuales delante del público. “Ahora yo no estoy avergonzada ni en lo más mínimo de mi homosexualidad”, revela en sus diarios.

Alfred Hitchcock llevó al cine una de las obras de Patricia Highsmith. (Foto: AFP)

Alfred Hitchcock llevó al cine una de las obras de Patricia Highsmith. (Foto: AFP)

La exitosa escritora, que falleció en Locarno, Suiza, el 4 de febrero de 1995, dejó un legado de 3 millones de dólares a Yaddo, la comunidad de artistas del norte de Nueva York, en la que escribió Extraños en el tren, la obra que fue llevada al cine por Alfred Hitchcock. “Sentía una enorme gratitud por nuestra comunidad y quiso que su fortuna sirviera para que los jóvenes tuvieran las mismas oportunidades que ella”, dijo Michael Sundell, presidente de Yaddo.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte