spot_img
11.4 C
Monteros

Seguínos

NoticiasActualidadClave para el dólar: el BCRA pudo volver a comprar reservas, pero...

Clave para el dólar: el BCRA pudo volver a comprar reservas, pero preocupa la variable energética

spot_imgspot_img

Tras dos días en los que tuvo que vender reservas en un mayo en el que venía con racha compradora, finalmente, este viernes, el Banco Central (BCRA) logró volver a comprar dólares en el mercado de cambios y embolsó u$s5 millones. Así, acumula adquisiciones en el mes por u$s540 millones.

El embolso de este viernes es pequeño, pero es significativo porque le permite al BCRA volver a mostrar que tiene poder de compra como broche a una semana en la que la demanda de divisas se vio incrementada por el pago de energía, que rondó los u$s250 millones en estos últimos cinco días esta semana.

El BCRA empezó a percibir un aumento en el flujo de dólares del agro desde este mes.

Dólar: un dato que favorece la compra en mayo

En este punto cabe mencionar que, según señala en un informe la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), un elemento que afectó negativamente el proceso de acumulación de reservas en abril fue la falta de lluvias, que retrasó la siembra y terminó generando un impacto negativo en los llamados «cultivos tempranos», en tanto que, al momento de la cosecha, se registró un exceso de lluvias, estableciendo mayores condiciones de humedad en los campos que impiden la normal circulación de maquinarias y el estado óptimo para recoger el grano.

Eso explica el menor volumen de acumulación de reservas durante la primera parte del año comparado con 2021, señala la consultora y anticipa que, hacia adelante, las perspectivas indican que, en mayo y junio ese desfaje se va acomodando, lo que hará que el BCRA logre acumular reservas como lo hace durante esta época del año habitualmente.

Para garantizar el abastecimiento, se deberán destinar grandes volúmenes de dinero a la energía.

Dólares para la energía: un problema para BCRA

Sin embargo, un elemento que le juega en contra es que la demanda de dólares para importaciones se mantiene fuerte, con especial peso del gasto energético.  Así, el economista de EcoGo, Sebastián Menescaldi, señala que «tomando en cuenta las licitaciones de GNL realizadas, hoy,  el BCRA tiene que afrontar mayores pagos de bienes energéticos respecto al año pasado».

En particular, el analista explica que, en este bien, se estima que los pagos alcanzan en 2022 u$s1.320 millones a junio próximo (lo licitado hasta la actualidad) frente a una erogación de u$s377 millones en el primer semestre de 2021. 

Y apunta que a ese valor se le debe adicionar los mayores pagos realizados por el gas natural desde Bolivia por la suba de 50% de los precios medios y el incremento de las compras de gasoil y fueloil para abastecer a las centrales térmicas. Así, Menescaldi anticipa que, en el año, «prevemos que las importaciones energéticas se duplicarían respecto a 2021″.

El economista Federico Glustein advierte, en consecuencia, que el central tendrá complicaciones a medida que vaya avanzando el frío. Señala que el déficit en la energía general es elevado e impacta directamente en las reservas por demanda de importaciones de energía.  «No solo para calefacción de hogares, sino también para la industria, lo que genera mayor necesidad para producción y hacer subir el PBI», alerta.

El presidente del BCRA. Miguel Pesce tiene que manejar un delicado equilibrio hacia adelante.

BCRA: un desafío a futuro 

En igual sentido opina Nicolás Zeolla, economista jefe de FIDE, quien asegura que, por el lado de la demanda, la energía requiere mayor flujo de divisas y apunta que «a eso agregaría un fuerte requerimiento también por el lado de los insumos industriales y los gastos en turismo, que fueron unos de los componentes que más crecieron en el primer trimestre del año».

De hecho, el informe del Mercado Cambiario de marzo que presentó el BCRA reveló un aumento de los pagos de importaciones de bienes, que alcanzaron los u$s6.171 millones, mostrando una suba de 37% interanual, es decir,  frente a los pagos del mismo mes del año previo. Y el dato que resultó alarmante del informe es la suba del gasto en importación de energía: u$s1.381 millones en el mes, máximo nivel nominal desde julio de 2014 y mostró un incremento interanual de 258%.

Con este escenario, Glustein espera que el rojo este año sea de, por lo menos, u$s4.000 millones por la suba derivada de la guerra entre Rusia y Ucrania y la mayor actividad económica local, que impulsa esa demanda. «La demanda será mayor a la esperada si se quiere que siga mejorando la actividad industrial», prevé.

Así, Zeolla anticipa que el BCRA debe continuar por el sendero actual: realizando un análisis sectorializado y pormenorizado de los usos de los dólares e ir realizando una sintonía fina de la disponibilidad de reservas.

Fuente: iprofesional.com

spot_imgspot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

Mas noticias