spot_img
11.4 C
Monteros

Seguínos

NoticiasCórdobaCovid-19: por qué se detectan casos con test de antígenos negativos pero...

Covid-19: por qué se detectan casos con test de antígenos negativos pero PCR positivo

spot_imgspot_img

Las pruebas de hisopado se han convertido en una rutina cada vez más frecuente por la presencia de la variante Ómicron y las nuevas exigencias sanitarias para el trabajo y el turismo.

miércoles, 19 de enero de 2022hs

Los hisopados para detectar Covid-19 se han vuelto una rutina casi permanente para muchos durante estos últimos meses debido a la aparición de la variante Ómicron y las nuevas disposiciones sanitarias vigentes tanto para poder trabajar como ahora para salir de viaje de vacaciones.

Sin embargo, algunas situaciones que se han vuelto cada vez más repetitivas preocupan a las personas que llevan a cabo esta práctica y son aquellos falsos negativos de Covid-19 con los test de antígenos y que luego obtuvieron resultados positivos de PCR y que temen haber infectado a otros.

Test de antígeno negativo contra PCR positivo

Los estudios sugieren que estas pruebas de Covid-19 detectan las infecciones de manera más confiable entre los dos y cinco días después de la exposición con personas con cargas virales altas que experimentan síntomas, razón por la cual se le recomienda a los sospechosos o contactos estrechos que se realicen las pruebas en serie.

Sin embargo, no son infalibles. Muchas personas han manifestados tener síntomas como dolor corporal, tos, dolor de garganta, entre otros, y sus resultados por coronavirus han sido negativos.

Pero, cuando se realizan el PCR, dan positivo de SARS-CoV-2.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) reconoció el problema el 28 de diciembre de 2021 y señaló que “los primeros datos sugieren que las pruebas de antígeno detectan la variante Ómicron, pero pueden tener una sensibilidad reducida”.

Una semana después, un pequeño estudio de preimpresión en Yale -que aún no ha sido revisado por pares- encontró que las pruebas rápidas no detectaron el virus en el día cero y el día uno después de la infección en 30 personas en Nueva York y San Francisco.

En 28 de esos casos, las pruebas de PCR indicaron que los niveles de virus de los pacientes eran lo suficientemente altos en esos días para volverlos infecciosos.

Por su parte, un estudio de preimpresión mucho más grande de investigadores en California que analizó 731 muestras encontró que la prueba rápida BinaxNOW, de Abbott, funcionó tan bien en la detección de infecciones causadas por la variante Ómicron como en las generadas por otras variantes, especialmente entre personas con síntomas.

No obstante, las pruebas no detectaron alrededor del 10% de los casos positivos confirmados por laboratorio entre personas asintomáticas, que pueden haber sido analizadas muy tempranamente en cuanto a la incubación del virus.

“Nuestros datos respaldan la recomendación de repetir la prueba rápida de antígenos en personas con riesgo de covid que tienen un resultado negativo inicial de BinaxNOW”, sugirieron los investigadores.

Diferencia entre PCR y antígenos

PCR significa reacción en cadena de la polimerasa, una técnica que amplifica pequeñas cantidades de ADN del virus. Si bien estos test son considerados los mejores para detectar infecciones, los resultados pueden demorar entre 12 horas y varios días.

En comparación, las pruebas rápidas, también llamadas pruebas de antígenos, son más baratas y la mayoría de las personas pueden hacerlas en sus casas.

Además, arrojan resultados en tan solo 15 minutos al detectar antígenos, un tipo de proteínas en la superficie del virus SARS-CoV-2. Pero dado que las pruebas rápidas no magnifican el virus, una persona debe haber producido suficientes antígenos en su cuerpo para arrojar un resultado positivo.

Según los expertos, cada prueba de antígeno utiliza diferentes anticuerpos creados en laboratorio, que “actúan como pegamento para ‘capturar’ y detectar el virus”. Algunos son mejores para detectar la Ómicron que otros, ya que tienen mayor sensibilidad.

Algunas subcepas de la variante pueden producir menos antígenos del que las pruebas están diseñadas para detectar. Y las diferencias entre los pacientes (su estado de vacunación, la gravedad de la infección y cuánto tiempo han tenido síntomas) también pueden afectar el desempeño de las pruebas.

Además, la variante Ómicron también puede proliferar en diferentes partes del cuerpo, lo que genera cierto debate sobre si las personas deben confiar en los hisopos nasales o faríngeos para las pruebas de antígeno. La FDA ha desaconsejado hacer frotis de garganta porque dice que las pruebas rápidas no fueron diseñadas para ellos.

Debido a que los niveles de virus de una persona fluctúan durante el curso de una infección y las pruebas rápidas no magnifican los pequeños fragmentos de virus, los expertos dicen que un solo resultado negativo de la prueba rápida no excluye que una persona esté infectada.

Es por eso que recomiendan que las pruebas se usen en serie, es decir, que se hagan al menos dos en el transcurso de varios días. Además, sostienen que con la variante Ómicron, las personas infectadas también parecen menos propensas a arrojar resultados positivos durante el primer o segundo día de los síntomas.

“Algunas personas se vuelven positivas dos días después de la exposición, otras a los tres. Pueden pasar hasta cinco días, lo que lleva a una gran confusión”, dijo William Schaffner, profesor de Enfermedades Infecciosas y Medicina Preventiva en la Universidad de Vanderbilt.

Pruebas rápidas: ¿falsos positivos?

Para Schaffner, “los falsos positivos de las pruebas rápidas son mucho menos probables, aunque ocurren ocasionalmente”. Y explicó: “Si usa cualquier prueba en una población donde el riesgo de tener un verdadero positivo es muy, muy, muy bajo, puede obtener resultados falsos positivos solo por casualidad, porque ninguna prueba es perfecta”. Sin embargo, aclaró que el positivo de una prueba rápida siempre debe tratarse como un “verdadero positivo”.

Eso se debe a que las infecciones causadas por la variante Ómicron parecen moverse más rápido que las causadas por otras variantes. “Un resultado positivo en una prueba rápida seguido de un resultado negativo en una prueba de PCR puede significar que un paciente estaba infectado, pero dejó de producir el virus en el momento de la segunda prueba”, precisó Schaffner.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Fuente: lavoz.com.ar

spot_imgspot_img

NOTICIAS RELACIONADAS

Mas noticias