Un violador de Tucumán quiso abusar de una niña a plena luz del día

El hecho, que fue evitado por transeúntes, ocurrió a plena luz del día en General Paz al 900

Un violador de Tucumán fue sorprendido cuando intentaba abusar de una niña dentro de un contenedor ubicado en calle General Paz al 900, en barrio Sur.

El ataque del violador se frustró porque un hombre lo vio desde el cuarto piso de un edificio cuando había ido a realizar un trabajo para un propietario. Luis Alberto Lobo, desde la altura, observó que el pederasta se bajaba los pantalones mientras intentaba desvestir a la nena. Desde la altura, Lobo gritó para que alguien auxiliara a la víctima, según informó la Policía.

En la vereda, el transeúnte Enrique Ponce escuchó la voz de alerta y fue a ver qué pasaba. Al levantar la tapa del contenedor plástico descubrió in fraganti al depravado y auxilió a la pequeña, la ayudó a salir del basurero y junto a otras personas retuvo al acusado hasta la llegada de dos efectivos de la Guardia Urbana Municipal (GUM).

“Por el ruido de la calle no me había dado cuenta de lo que estaba ocurriendo. De repente veo que llegan dos policías y se paran frente al contenedor de basura. Había más gente alrededor. Los efectivos sacaron a una chiquita del basurero y luego salió un hombre también”, explicó F., quien pidió que se preserve su identidad para contar lo que había visto.

La nena habrá tenido unos cinco años, no más de eso. Pobre criatura, ni siquiera lloraba en el momento, no entendía nada de lo que estaba pasando. Estaba en shock, paralizada”, describió el joven a La Gaceta. F. enfatizó que una señora que presenciaba la detención le preguntó a la criatura si ese hombre era su padre, pero la niña negó con un gesto de la cabeza. “Fue un horror realmente el momento”, añadió el vecino.

Martina, quien trabaja en esa zona, reconoció que vio a la Policía en la mañana de ayer y que luego se enteró por los dichos de los testigos de lo que había pasado. “Es increíble, por lo que me dijeron, no sé si lo descubrieron a tiempo porque ya de por sí es algo traumático, pero sin duda pudo haber llegado a pasar algo peor”, analizó.

F. señaló que nunca había visto antes al ahora aprehendido; pero aclaró que en el barrio se dice que es un cartonero conocido por los vecinos porque revisaba los basureros en busca de latas y otras cosas que solía cargar un carro.

El sospechoso, de 26 años, fue trasladado hasta la seccional segunda, donde fue identificado. Sería oriundo del barrio 3 de Noviembre de Alderetes.

Puede interesarte: Investigan un supuesto caso de abuso sexual en un gimnasio de Monteros

Mas Noticias

También puede interesarte