InicioPolicialesDetuvieron a un vecino de la jubilada asesinada en Quilmes: su padre...

Detuvieron a un vecino de la jubilada asesinada en Quilmes: su padre lo entregó a la Policía

Yonatan Molina tiene 21 años, cuenta con antecedentes penales y ya había sido denunciado por la víctima. Tenía sangre en las zapatillas al momento de ser apresado.

05 de marzo 2024, 08:16hs

El padre del joven de 21 años lo señaló como culpable del crimen de su abuela. (Foto: Captura TN).

El padre del joven de 21 años lo señaló como culpable del crimen de su abuela. (Foto: Captura TN).

Yonatan Molina fue detenido por el brutal crimen de Teresa Pepa, la jubilada de 72 años que fue encontrada atada con cables en la cocina de su casa de la localidad bonaerense de Quilmes Oeste.

El joven de 21 años es vecino de la víctima, cuenta con antecedentes penales y fue entregado por su propio padre, quien aportó datos importantes para que la policía pudiera dar con la ubicación del presunto asesino.

Leé también: Asesinaron a una jubilada en Quilmes: la ataron con cables y la taparon con bolsas

La hipótesis que maneja la investigación es que Molina ingresó con un cuchillo a la casa de la jubilada, ubicada en la calle Intendente Olivieri al 3600, y apuñaló a la jubilada. Luego, la ató con cables y la ahorcó.

Cuando la mujer agonizaba, el presunto asesino la arrastró -atada por los cables- por el piso del comedor hasta la cocina y dejó un rastro de sangre por toda la casa. Después la cubrió con papeles, cartones y ropa que encontró en el lugar.

Un familiar del sospechoso habría señalado al joven como culpable ante los investigadores. Según pudo saber TN, la mujer sostuvo que lo vio saltar por la medianera en horas de la tarde y luego lo vio salir de la casa con dos televisores LED y una bolsa con carne.

Video PlaceholderCuando un integrante de la familia de la víctima se encontró con Teresa Pepe asesinada en la cocina de su casa, los investigadores conectaron el accionar de Molina con el brutal crimen ocurrido el lunes por la tarde.

Desde la investigación se comunicaron con el padre del sospechoso, quien explicó que estaba atravesando una situación de consumo problemático y que hace una semana se había de la casa para vivir en un asentamiento de Villa Itatí, a diez cuadras de la escena del crimen.

También detallaron que el joven -quien vivía al lado de la casa de su víctima- mantenía frecuentemente enérgicas discusiones con su vecina, pero nunca se habían registrado episodios de violencia física.

Leé también: El desconsuelo de la mamá de Candela Rodríguez antes del segundo juicio por el crimen: “Fueron 13 años de lucha y dolor”

La fiscal Ximena Santoro, de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N°7, inició la búsqueda del joven de 21 años. Fue en ese momento en que el padre de Molina quien aportó datos para dar con la locación de su hijo y acompañó a los policías hasta el asentamiento en Villa Itatí. Al momento de ser detenido, la policía descubrió que en sus zapatillas había rastros de sangre.

Durante la investigación al presunto asesino se descubrió que tenía antecedentes por consumo de drogas y que el 23 de febrero había estado algunas horas detenido por encubrimiento de un delito.

La causa ahora quedó caratulada como “homicidio criminis causa” y en las próximas horas la fiscal Santoro llevaría adelante la declaración indagatoria del acusado.

El desgarrador testimonio de una familiar del acusado

La tía de Yonatan Molina reconoció que el padre del sospechoso fue quien lo entregó a la policía y explicó que el joven de 21 años estaba atravesando una delicada situación personal por el consumo de drogas.

“Nos dijeron que él había hecho esto. Encontraron las cosas al lado y supuestamente fue él, estamos esperando a ver qué dicen. Nadie de la familia está de acuerdo, queremos que pague por lo que hizo”, dijo la mujer sobre la acusación contra su sobrino.

Al mismo tiempo, deslizó la posibilidad de que haya actuado en compañía de otra persona: “Creemos que no estaba solo, que había otra persona. Se juntaba con gente que no conocemos porque hace una semana que se había metido en una villa”.

Video PlaceholderLa familia del joven explicó que el margen de acción sobre Yonatan se acotó en el momento en el que se fue de su casa y se fue a vivir a un asentamiento en Villa Itatí. “Lo salimos a buscar y todo, pero es difícil entrar a una villa y la Justicia no hace nada”.

“No sabría decir si venía delinquiendo, sí que venía consumiendo muchas drogas y que si lo hizo fue por eso. Queríamos internarlo, porque ellos empiezan en el barrio y termina en la villa. Nunca pudo tener acompañamiento, hace 15 días que no es él”, indicó.

La tía del acusado reconoció que el joven había sido detenido hace unas semanas por estar dentro de un auto robado. En aquel momento lo acusaron de encubrimiento, pero lo liberaron a las pocas horas.

Leé también: Horror en Santa Fe: una mujer encontró en una plaza un cuerpo desmembrado adentro de una bolsa

Con respecto a Teresa Pepe, la jubilada de 72 años asesinada, opinó: “Era una vecina de un montón de años, vivieron siempre acá ellos. Era una excelente señora, nunca tuvimos un problema. No podemos entender cómo lo hizo y si lo hizo solo. Él es un pibe bueno, tenía problemas con las drogas. No entendemos tanta violencia”.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte