InicioPolicialesLa muerte de la cadeta de la Vucetich: la familia espera la...

La muerte de la cadeta de la Vucetich: la familia espera la segunda autopsia y denuncia trabas de la Justicia

La hermana de la oficial de 21 años que murió tras un golpe en un entrenamiento reclamó que desde la fiscalía no le entregan la historia clínica y esto dificulta la tarea del perito de parte. Este lunes, nuevas pericias.

Gonzalo  Molina Prado

04 de febrero 2024, 06:01hs

Agustina Casco murió el 23 de noviembre luego de sufrir golpes en un entrenamiento. (Foto: gentileza familia Casco).

Agustina Casco murió el 23 de noviembre luego de sufrir golpes en un entrenamiento. (Foto: gentileza familia Casco).

“La fiscalía no nos quiere entregar la historia clínica de Agustina”. Con esa fuerte denuncia comenzó el descargo de Jessica, la hermana de Agustina Casco, en la previa a la segunda autopsia que le realizarán este lunes por la mañana al cuerpo de la policía de 21 años, quien murió el 23 de noviembre último, después de sufrir un golpe en un entrenamiento en la escuela “Juan Vucetich”.

La hermana de Agustina señaló que desde la fiscalía le negaron el pedido bajo el argumento de que la solicitud la debía realizar un abogado. La consecuencia que trae esto es que sin la historia clínica, no podría trabajar en condiciones el perito de parte contratado por la familia.

Leé también: A dos meses de la muerte de la policía Agustina Casco, su familia pide justicia: “Que los responsables paguen”

Jessica explicó que el perito que habían contratado les pidió la historia clínica de la joven y que tanto ella como su madre, quien figura como denunciante, elevaron el pedido a la fiscalía. “Nos dijeron que la tenía que solicitar el abogado, que estaba de vacaciones”, aclaró.

Rodrigo Tripolone, representante de la familia de Agustina Casco, realizó el pedido la semana pasada y le anticiparon que le iban a enviar la historia clínica para los últimos días de enero. Pero no tienen novedades. Febrero comenzó, el documento nunca llegó y el tiempo corre.

Desde el entorno familiar aseguran que no es la primera vez que notan irregularidades de la Justicia, en una causa cuya primera autopsia la realizó una médica de la policía bonaerense. “Una fuerza no puede investigar a otra”, argumentó Jessica Casco.

Pero las desprolijidades no terminaron ahí, porque la causa pasó por tres fiscalías distintas: primero estuvo en la Unidad Funcional de Instrucción N°5 de Morón, después pasó por la N°10 especializada en Violencia de Género, pero finalmente terminó en la UFI N°4 de la misma departamental.

Agustina murió el 19 de noviembre pasado, a los 21 años. (Foto: Facebook).

Agustina murió el 19 de noviembre pasado, a los 21 años. (Foto: Facebook).

“A la fiscal no la conocemos”, señaló Jessica, refiriéndose a Paula Salevsky. A estas desprolijidades se le sumó, según contó, la apertura del celular de Agustina que se realizó el jueves 25 de enero y en la que no les permitieron estar presentes.

En el medio, solo dos personas declararon sobre el caso: Jessica y Claudia, la hermana y la mamá. “Todas las veces que pedimos que llamen a hablar a las instructoras de la ambulancia, a las instructoras de la fuerza y a sus compañeras no nos escucharon”, denunció la hermana de la oficial de 21 años.

En paralelo, reclaman que el cuerpo de la joven policía no fue preservado como se debía para esta segunda autopsia: “Lo hacen para que se borre la evidencia. El cuerpo, a dos meses de su fallecimiento, no es el mismo. Se lo llevan el día 4 para preservarlo y hacerle la autopsia el día 5. ¿De qué sirve?”.

Las sospechas sobre la escuela “Juan Vucetich”: “Sabemos que se vienen cosas peores”

Desde un primer momento, la familia de Agustina Casco aseguró que existen responsables sobre la muerte de la joven que salió de la escuela de policía “Juan Vucetich” el domingo 19 de noviembre para ir a votar y debía regresar por la noche para continuar con el entrenamiento. Sin embargo, terminó internada y el 23 de noviembre murió.

Poco tiempo después de confirmada la trágica noticia, comenzaron a obtenerse detalles sobre lo que había pasado durante la semana de entrenamiento. “Una de las compañeras me contó que se había golpeado en una clase de defensa cuando la tenían que esposar”, explicó Jessica.

Lo cierto es que desde ese entonces hubo, como mínimo, dos desmayos de la oficial de 21 años dentro de la escuela de entrenamiento de la policía bonaerense. En el primero, según relataron las testigos, le dieron un vaso de agua y esperaron a que se reponga. “Estuvo descompensada más de media hora y no le llamó la atención a los instructores”, reclamó su hermana.

“El segundo desmayo fue cuando estaban entrando al comedor. Se puso pálida, morada y estuvo desmayada un montón de tiempo. La instructora pidió que no llamen a la ambulancia”, reveló Jessica sobre el segundo episodio previo a la muerte de la joven.

Leé también: Una embarazada asesinada por sicarios y un intendente en la mira: el crimen que marcó a un pueblo de San Luis

Las llamativas “presiones” hacia la familia comenzaron a llegar una vez que Agustina quedó internada. Casco detalló que le pusieron una custodia policial a la joven mientras estaba en el hospital y aseguró que varios policías quisieron ir a verla cuando estaba en terapia intensiva.

La joven contó que integrantes de la escuela “le pedían el parte médico a los médicos de terapia antes” y que “cundo se operó, el primero que preguntó fue el director de la escuela”.

La hipótesis que manejan en el entorno familiar tiene que ver con un intento de cubrir a la institución: “No querían que se ensucie la escuela. Lo primero que me dijo el director cuando se confirmó la muerte de mi hermana fue ´menos mal que no falleció de un golpe en la escuela y fue un quiste con hemorragia´”.

“Ella contó lo que pasó y cómo fue. Ellos todo el tiempo estuvieron metidos, quisieron que todo sea muy rápido, que la entierren y listo. No quieren que ensuciemos al colegio, pero las cosas empezaron a pasar ahí. Si mi hermana no iba a votar ese día, se moría adentro del colegio”, aseguró Jessica.

La familia de Agustina denunció que la joven volvió a su casa con el cuerpo lleno de hematomas y moretones. (Foto: gentileza Jéssica Casco).

La familia de Agustina denunció que la joven volvió a su casa con el cuerpo lleno de hematomas y moretones. (Foto: gentileza Jéssica Casco).

Para la joven, los responsables van desde la escuela “Juan Vucetich” hasta los médicos que la atendieron: “El instructor de defensa, la instructora que estuvo con ella en el comedor, el director del colegio. Son todos responsables porque le negaron la atención médica. Los médicos también son culpables porque no la atendieron como tenían que atenderla. Tenemos nuestras dudas de que los hayan apretado”.

“Sabemos que se van a venir cosas, que se pueden venir cosas peores. Pero vamos a seguir luchando por ella, no importa el tiempo que nos lleve”, agregó Jessica en la previa de la autopsia.

Las expectativas de la familia a la espera de la segunda autopsia

“Esperemos que encuentren qué fue lo que causó la muerte”, así de concreta fue la respuesta de Jessica Casco a TN sobre las expectativas que manejan de cara a la autopsia que le realizarán al cuerpo de Agustina este lunes.

Desde el entorno familiar descartan la posibilidad de que la joven haya fallecido por un quiste ovárico y aseguran que “salió bien de la operación y falleció tres días después”. “Hubo algo que ellos pasaron por alto, que no lo quisieron ver o no lo revisaron”.

El objetivo para la jornada de este lunes en la familia Casco es encontrar un poco de paz. Tanto para ellos como para Agustina. “Queremos saber qué fue lo que le produjo la muerte y que eso nos dé tranquilidad, darle a ella el descanso que necesita”.

Leé también: El ogro de las Ardenas, el despiadado asesino francés que “necesitaba” matar a dos chicas vírgenes por año

“No es nada lindo que mañana la levanten, se la lleven, le hagan una autopsia y la vuelvan a traer. Es revolver nuevamente esas sensaciones. Después de un par de días recién podemos ir a visitarla”, contó Jessica.

Ella y Claudia, la mamá de Agustina, fueron las principales impulsoras de esta nueva autopsia que se realizará este lunes. Para ello tuvieron que realizar una colecta que les permitiera cubrir todos los gastos: “Tuvimos que pagar un cajón nuevo, el traslado hasta la morgue y la plata para pagar el perito de parte. Todavía no juntamos todo lo que necesitábamos”.

Ahora, solo mantienen las ilusiones latentes: “La esperanza es que ellos encuentren algo distinto al quiste, algo que demuestre qué le causó la muerte, algo que pasaron por alto y no le dieron la atención que necesitaba”.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte