InicioPolicialesLa trama de la presunta estafa de un espía y un abogado...

La trama de la presunta estafa de un espía y un abogado a “Los Monos”

Juicio al lder de Los Monos
Juicio al líder de Los Monos.

Un abogado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y un presunto espía que se habrían quedado con 160.000 dólares del jefe de “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero, por una gestión “extraoficial” que no realizaron, sería el motivo de las extorsiones y balaceras por las que el líder de esa banda, su esposa, una hija y otras personas fueron imputados este viernes por la justicia rosarina, según fuentes judiciales.

La acusación a Cantero, su esposa Vanesa Barrios, detenida esta semana, y una hija de la mujer identificada como Paula Bay, dio un vuelco cuando los fiscales Franco Carbone y Federico Rébola revelaron que detrás de la balaceras sufridas por los dueños de un inmueble ubicado en Matienzo y Mendoza había un supuesto intento de estafa a “Los Monos”.

La investigación se inició en 2021 por una balacera a ese inmueble, donde funcionaba un comercio.

El lugar fue objeto de varios tiroteos hasta mediados de 2022, señalaron los fiscales durante la audiencia que tuvo como acusados al jefe de “Los Monos”, sus familiares, entre otras personas.

Como consecuencia de las balaceras y los “aprietes”, el dueño del comercio fue desapoderado del mismo y registrado a nombre de la pareja de Mariana Ortigala, quien ganó notoriedad pública al declarar contra el jefe narco Esteban Alvarado, en cuya banda había participado, y que luego se relacionó con los Cantero.

En el lugar apropiado pusieron una carnicería Bay y Julieta Martir, media hermana de la esposa de “Guille” Cantero, precisaron los fiscales en la audiencia.

Ambas fueron imputadas en la fecha, pero quedaron en libertad bajo el cumplimiento de una serie de reglas de conducta, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Pero al preguntarse por el motivo de las extorsiones, un delito que la banda de “Los Monos” comete con cierta habitualidad, los fiscales descubrieron que las víctimas eran parientes de quienes habrían motivado los hechos.

“La víctima o potencial víctima en realidad le vende a ellos un servicio de corrupción en Capital Federal, porque supuestamente tiene vínculos con altas esferas del Poder Legislativo y Ejecutivo de la Nación”, explicó el fiscal Carbone en rueda de prensa.

Según dijeron a Télam voceros del caso, se trata de un abogado radicado en CABA y una persona que operaba como presunto miembro de un servicio de Inteligencia, quienes obtuvieron de Cantero 160.000 a cambio de gestiones para que le quitaran a su esposa, Barrios, la tobillera electrónica que tenía por el cumplimiento de prisión domiciliaria en una causa en la que fue condenada por narcotráfico.

“Ante el incumplimiento de este grupo de personas, comienzas las extorsiones y las balaceras”, dijo el fiscal.

El plazo para se cumpliera el acuerdo por el que Cantero pagó la suma en dólares se venció el 23 de febrero de 2021, pero el abogado y el supuesto espía no hicieron su parte, de acuerdo a las constancias de la causa.

“Cada una de las intimidaciones mencionadas encuentran su consecuencia en una serie de amedrentamientos ocurridos contra la víctima en fecha inmediatamente posterior al vencimiento del plazo acordado para el otorgamiento del beneficio”, precisaron los fiscales en el texto de la imputación.

“Les vendieron que tenían contactos en la Justicia Federal de Buenos aires, y que así conseguían favores, pero no cumplieron”, dijo una fuente judicial.

El fiscal del caso remitirá las evidencias a la Justicia de CABA para que se investigue la eventual estafa a “Los Monos”, añadió la fuente.

Una mejicaneada que habra desatado represalias segn se investiga
Una “mejicaneada” que habría desatado represalias, según se investiga.

Carbone dijo en la rueda de prensa que fueron nueve balaceras las que sufrieron las víctimas, que son familiares rosarinos de uno de los presuntos estafadores, en los que además se dejaron notas exigiendo el cumplimiento del acuerdo.

Según la investigación, Cantero finalmente se cobró la deuda con el desapoderamiento del inmueble baleado, ubicado en Matienzo y Mendoza, y de una camioneta Ford Ranger cero kilómetro.

Los fiscales precisaron que el comercio fue registrado a nombre de una persona que se encuentra prófuga, identificada como S.C., y de Ariel Dantur, pareja de Bay.

Mientras. la camioneta se inscribió en los registros oficiales a nombre de Rodolfo Felipe, pareja de Mariana Ortigala, investigada en otra causa como presunta testaferro de “Guille” Cantero, por la registración de 14 inmuebles a su nombre.

Los fiscales imputaron a Cantero, Barrios, Ortigala, Dantur y Felipe por los delitos de extorsión y extorsión de documentos, ambas agravadas por el uso de arma de fuego, informó el MPA.

Mientras que Martir y Bay fueron acusadas por encubrimiento doblemente agravado.

Por su parte, el juez de la audiencia, Nicolás Foppiani, formalizó la acusación y dictó prisión preventiva por dos años para Barrios, Ortigala, Felipe y Dantur, mientras que otorgó la libertad con reglas de conducta a Bay y Martir, detallaron los voceros.

La Fiscalía no solicitó la prisión preventiva para Cantero, atento a que se encuentra cumpliendo esa medida cautelar en otras causas.

Fuente: telam.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte