InicioPolicialesQué reveló la nueva autopsia de Agustina Casco, la oficial que murió...

Qué reveló la nueva autopsia de Agustina Casco, la oficial que murió tras un entrenamiento en la Vucetich

El informe parcial indica que la joven de 21 años murió por un paro cardíaco no traumático. Sin embargo, los peritos esperan los resultados del estudio para avanzar en la investigación. La causa pasará a una fiscalía en Quilmes.

Gonzalo  Molina Prado

22 de febrero 2024, 05:50hs

Agustina Casco murió el 23 de noviembre luego de sufrir golpes en un entrenamiento. (Foto: gentileza familia Casco).

Agustina Casco murió el 23 de noviembre luego de sufrir golpes en un entrenamiento. (Foto: gentileza familia Casco).

La segunda autopsia al cuerpo de Agustina Casco, la cadeta de la escuela Juan Vucetich que murió en condiciones confusas, indicó que la joven de 21 años falleció por un paro cardíaco no traumático. Sin embargo, el informe es parcial y los peritos continúan a la espera de los resultados de algunos informes de la primera autopsia. Mientras, la causa cambiará de fiscalía y la familia denuncia que continúan las trabas en la investigación.

La nueva autopsia, que fue pedida por la familia de la víctima, indicó que la policía murió “por un mecanismo no violento y a consecuencia final de un paro cardio-respiratorio no traumático”. Sin embargo, esto no descartaría la hipótesis de la familia, que sostiene que la joven murió luego de haber sufrido un golpe en la escuela de policías.

Leé también: La muerte de la cadeta de la Vucetich: la familia espera la segunda autopsia y denuncia trabas de la Justicia

Es que los peritos establecieron que el informe publicado no es final y advirtieron que quedó “ad referendum” de los resultados de algunas pericias que se realizaron en la primera autopsia. Ese primer estudio indicaba que Agustina había fallecido por “un paro cardio-respiratorio no traumático por un shock hipovolémico por un quiste en el ovario que provocó una hemorragia”.

La familia está convencida de que el mal protocolo que establecieron los instructores luego del golpe que sufrió Casco en un entrenamiento fue lo que desencadenó en la muerte de la joven de 21 años. Para ello, se amparan en un dato clave: la cantidad de litros que tenía acumulado en el abdomen.

“Ella tuvo cuatro litros de sangre en la cavidad abdominal y no fue atendida en su momento”, explicó a TN el abogado de la familia, Rodrigo Tripolone. Eso, sumado a una decisión que tomó la fiscal que estaba a cargo del caso, ratificaría la postura de la familia.

El informe preliminar de la segunda autopsia de Agustina Casco. (Foto: gentileza familia Casco).

El informe preliminar de la segunda autopsia de Agustina Casco. (Foto: gentileza familia Casco).

Es que Paula Salevsky, titular de la UFI N° 4 de la Fiscalía General del Departamento Judicial de Morón, decidió declararse incompetente en razón de territorio y la causa va a volver al Departamento Judicial de Quilmes.

“La fiscal entiende que el hecho ocurrió en Quilmes y mandó la investigación allá. Si no creyera que el hecho existió, tramitaría la causa en Morón porque ella murió en Merlo y no habría delito o hubiera imputado al personal de la clínica”, explicó Tripolone.

El argumento de la familia es sencillo. Si la muerte de Agustina Casco hubiese sido en condiciones normales, la causa se cerraría en la fiscalía de Morón. Y si los médicos hubiesen tenido responsabilidad, serían imputados por la fiscal de Morón porque la clínica corresponde a esa jurisprudencia.

El informe preliminar de la segunda autopsia de Agustina Casco. (Foto: gentileza familia Casco).

El informe preliminar de la segunda autopsia de Agustina Casco. (Foto: gentileza familia Casco).

“No surge de autos que Casco haya sido atendida en el Cuerpo Médico por sus episodios de salud, pese a haber tomado conocimiento de su estado sus instructores Carlos Daniel Perín y Melina Alejandra Nieva Ribainera, quienes no habrían seguido el protocolo descrito anteriormente”, deslizó en el informe Salevsky.

A su vez, la titular de la UFI N°4 de Morón aseguró que “las dolencias expresadas por Casco claramente comenzaron luego de aquella clase de esposamiento, donde, incluso según sus manifestaciones, se originaron en dicha práctica al recibir un golpe del lado derecho de su cintura”.

Ahora la causa volverá a Quilmes. Si bien la familia renueva las esperanzas de que se investigue a fondo, también mantiene el temor por una posible traba legal que demoraría aún más el avance de la investigación.

Leé también: A dos meses de la muerte de la policía Agustina Casco, su familia pide justicia: “Que los responsables paguen”

Tripolone explicó que Salevsky identificó a dos personas que pueden ser imputadas por la muerte de Agustina Casco, pero que eso lo deberá definir una fiscalía de Quilmes que aún no fue designada.

“El resolutorio dice que habría que imputar a dos personas. Hay que ver si Quilmes acepta, porque lo que suelen hacer es pedir que los imputen anteriormente para ver si aceptan la competencia”, detalló.

En ese sentido, agregó: “Si ahora Quilmes dice que no acepta la competencia, tiene que resolver el Tribunal de Casación Penal de la Provincia. Esto lo único que hace es patear la pelota para adelante. Están buscando que se olvide. Eso es lo que buscan, impunidad, y el tiempo siempre logra impunidad”.

La familia de Agustina denunció que la joven volvió a su casa con el cuerpo lleno de hematomas y moretones. (Foto: gentileza Jéssica Casco).

La familia de Agustina denunció que la joven volvió a su casa con el cuerpo lleno de hematomas y moretones. (Foto: gentileza Jéssica Casco).

Las trabas en la investigación y las presiones a la familia: “Siguen ocultando cosas”

“La historia clínica no fue entregada completa”, denunció Jessica Casco a TN. La joven había advertido sobre esa situación dos días antes de que se hiciera la autopsia, pero nunca les entregaron el informe total.

La familia asegura que “hay negligencia” y que las personas que están a cargo de la investigación “no actúan como corresponde en todos los procedimientos”. “Creemos que quieren dormir la causa”, sentenció la hermana de Agustina.

Tanto el abogado de la familia Casco como los propios familiares aseguran que todos los avances en materia de investigación se produjeron por insistencia de la querella y que esperan que les tomen declaraciones a los directivos, instructores y compañeros de la víctima.

Leé también: Una mujer denuncia que el acusado de matar a su hijo escapó del instituto de menores y la amenaza

“Hay dos instructores que están acusados y todavía no les tomaron la declaración. Las compañeras de Agustina saben cosas y tampoco declararon”, denunció Jessica sobre el desarrollo de la investigación.

La causa ahora llegará a la cuarta fiscalía en menos de dos meses. Pasó de la UFI N°5 de Morón a la UFI N°10 especializada en violencia de género, pero como esta fiscalía se declaró incompetente, pasó a la UFI N°4 de Morón, especializada en violencia institucional. Y ahora irá a una fiscalía en Quilmes.

Mientras tanto, el abogado de la víctima sufrió un brutal robo luego de haber tenido una discusión con el por entonces ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. “Al día siguiente de la discusión entraron a mi domicilio. Se llevaron la computadora y mi celular. Son aprietes propios de los servicios de inteligencia”, explicó.

La discusión que mantuvo Rodrigo Tripolone con el por entonces minsitro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni. (Foto: gentileza Rodrigo Tripolone).

La discusión que mantuvo Rodrigo Tripolone con el por entonces minsitro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni. (Foto: gentileza Rodrigo Tripolone).

“Todo demuestra que hay compromisos para que esta causa no avance”, remarcó Tripolone, al tiempo de que exhibió el intercambio de WhatsApp con quien era el titular de la cartera de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

La discusión que mantuvo Rodrigo Tripolone con el por entonces minsitro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni. (Foto: gentileza Rodrigo Tripolone).

La discusión que mantuvo Rodrigo Tripolone con el por entonces minsitro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni. (Foto: gentileza Rodrigo Tripolone).

A la espera de que designen una fiscalía quilmeña para investigar el caso, la familia no pierde las esperanzas: “Esperamos que nos toque un fiscal que actúe como corresponde y no que nos sigan poniendo trabas. Necesitamos que la causa continúe, que se mantenga activa y se siga investigando a los instructores, compañeros y quien corresponda”.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte