InicioPolicialesVolvieron a matar a mi hija: el dolor de la mamá de...

Volvieron a matar a mi hija: el dolor de la mamá de Araceli Fulles por el fallo que absolvió a los acusados

Tres acusados fueron condenados en 2021, pero la Justicia descubrió que uno de los peritos que actuó en el caso era falso y anuló la investigación. Ahora están libres y la causa volvió a cero. La familia de la víctima apelará.

“Volvieron a matar a mi hija”, el dolor de la mamá de Araceli Fulles por el fallo de la Justicia que absolvió a los acusados. (Foto: tiempo argentino)

La mamá de Araceli Fulles repudió el fallo de la Justicia que absolvió a los tres condenados por el femicidio. “Volvieron a matar a mi hija. El dolor es inmenso”, aseguró Mónica Ferreyra en diálogo con TN.

La polémica decisión fue dictada por la Sala I Cámara de Casación Penal bonaerense que consideró que la causa en la que trabajó Marcos Herrero, un falso perito que fue condenado por plantar pruebas con sus perros en otras causas judiciales, debe quedar anulada.

Leé también: Se complica la situación de Nicolás Pachelo: ordenaron su detención por un robo en un country de Ituzaingó

“Nos afectó mucho saber que después de tanta lucha para meterlos preso, de golpe Casación falló a favor de los asesinos y ahora van a estar libres. Con esto me volvieron a matar a mi hija. Ahora tenemos volver a empezar”, expresó Mónica entre lágrimas.

“Volvieron a matar a mi hija”: el dolor de la mamá de Araceli Fulles por el fallo que absolvió a los asesinos. (Foto: Facebook)

“Volvieron a matar a mi hija”: el dolor de la mamá de Araceli Fulles por el fallo que absolvió a los asesinos. (Foto: Facebook)

El dolor es cada vez más fuerte. Espero que los jueces se pongan la mano en el corazón y se fijen lo que están haciendo, porque a mi hija no la voy a tener más, pero por lo menos que me den la tranquilidad de que pueda descansar en paz”, agregó.

El crimen de la joven de 22 años ocurrió en 2017. Su cuerpo fue hallado con signos de asfixia debajo de escombros en una casa de José León Suárez. Carlos Casalz, Hugo Cabañas y Marcelo Escobedo habían sido condenados a prisión perpetua en 2021. Sin embargo, ahora la Justicia ordenó su inmediata libertad.

Carlos Casalz, Marcelo Escobedo y Hugo Cabañas fueron considerados como coautores del femicidio ocurrido en 2017. (Foto: Télam)

Carlos Casalz, Marcelo Escobedo y Hugo Cabañas fueron considerados como coautores del femicidio ocurrido en 2017. (Foto: Télam)

Para los jueces de Casación, la investigación en la que trabajó el perito Marcos Herrero no tiene validez debido a que fue condenado por plantar pruebas con sus perros en otras causas.

“El caso de Herrero es más política que otra cosa. Él vino sin ningún interés y se dispuso a encontrar algo para ayudar en la causa. Quiero pensar en que hay una mano negra detrás de todo esto”, opinó Marcela, que asegura que la Policía “tiene algo que ver” y que “protege a los narcotraficantes”. Es que los acusados fueron apuntados como líderes de una banda que vende drogas en el barrio.

Leé también: A 19 años de Cromañón, recordarán a las víctimas con un festival: “Es la forma que tenemos de sanar”

“Cuando nadie me daba bola ni escuchaba mis reclamos, Herrero llamó por teléfono, sin lucro de nada. No recibió ni siquiera una botella de agua. Él siempre le insistía a la Policía que rastrillaran el último lugar donde vieron a Araceli con vida, en la plaza, pero se negaron”, explicó con lujo de detalles sobre la pericia que se hizo con los perros adiestrados de Herrero.

Al otro día salieron con Herrero para la plaza. Cuando largó los perros, uno se fue directamente a la casa de Darío Badaracco y se paró delante de la puerta”, sumó. Justamente, Badaracco era el dueño de la propiedad donde hallaron muerta a Araceli. El hombre fue asesinado en la cárcel donde estaba detenido, a la espera del juicio oral. Fue quemado vivo por otros presos.

Quemaron vivo a uno de los acusados por el femicidio de Araceli Fulles

Quemaron vivo a uno de los acusados por el femicidio de Araceli Fulles

“El cuerpo de mi hija estuvo 15 días ahí adentro, pero la Policía no iba a buscar ahí, se iban a buscar a 60 cuadras, cuando en realidad Araceli estaba enterrada a 15″, aseguró la mamá, y agregó: “Estuvo en una oficina, de la cual el único que tenía la llave era Casalz. Después la enterraron e hicieron una carpeta encima. Cuando fueron con los perros, mi hijo vio un pie y un policía le dijo que era una pata de un chancho, pero era el pie de mi hija”.

Sobre el fallo de Casación, Marcela aseguró: “Yo sé que no quieren tener a esta gente detenida, porque avalan a todos los narcotraficantes. Carlos Casalz y la mamá siguen vendiendo droga y tienen mucha la plata. Lo digo porque no tengo miedo de nada. Esto influye tanto en la policía, como en los jueces. Acá hay una mano negra. No puede ser que ellos salgan, cuando a mi hija no la puedo sacar nunca más del cementerio”.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte