10 claves para entender el conflicto entre el Subsidio y los sanatorios

Los privados rescindieron el contrato

La Asociación de Clínicas y Sanatorios de Tucumán (Acyst) notificó ayer que resolvió rescindir el contrato con el Instituto Provincial de Seguridad Social de Tucumán (Ipsst, conocido popularmente como Subsidio de Salud) por una deuda millonaria, demoras en el pago de atenciones de afiliados con covid-19 y por no llegar a un acuerdo respecto al porcentaje de actualización para las prestaciones. Así las cosas, la asociación dijo que desde hoy no se atenderán pacientes con coronavirus; sí por otras patologías, pero sólo hasta fin de año.

“Nosotros somos prestadores de servicio de salud, nos hemos formado para dar servicio de salud y queremos dar un buen servicio de salud, pero no se puede dar un buen servicio si no se tienen recursos”, resumió Eduardo Vega Olguín, presidente de la Acyst.

El directivo aseguró que en las 22 instituciones privadas asociadas se atendió a miles de afiliados de la obra social provincial, entre internaciones y consultorios febriles. Sin embargo, afirmó que durante meses se toparon con trabas para recuperar el dinero por las prestaciones mientras sufrían un incremento sideral de los insumos. Según Vega Olguín, la deuda supera los $400 millones, y los $51 millones del miércoles fueron el primer desembolso del Ipsst en toda la pandemia.

El titular de la Acyst indicó, a su vez, que los aranceles por las prestaciones venían retrasados, y que este año pidieron 45%, acorde a la suba acordada con el personal, pero que les ofrecieron un 13% y luego un 18%. “Es una situación no querida, inédita. Viendo que no hay reacción no podemos mantenernos en esto; no se puede pagar insumos, oxígeno, impuestos ni salarios. No podemos atender si no tenemos con qué”.

El interventor del Subsidio de Salud, Fernando Avellaneda, advirtió que presentaron una medida cautelar ante la Justicia para que se garantice la atención a pacientes covid. “Esperamos no llegar a acciones penales por abandono de persona”, manifestó. Agregó que la rescisión del contrato se hará efectiva el 31 de diciembre, y que comenzarán a dialogar de forma individual con los sanatorios para lograr nuevos convenios. Señaló que el 45% se suba que les piden representa unos $50 millones mensuales. “No puedo comprometer al Instituto ni yo como funcionario a una cosa que no sé si se puede cumplir”, dijo. A su vez, explicó que el 13,6% ofrecido es por los incrementos contributivos que surgen de la cláusula gatillo de 2019 que se está pagando este año, en cuotas. La obra social de la provincia cuenta con 330.000 afiliados.

Los argumentos del Subsidio de Salud y de los Sanatorios

1- Qué pasó

La Acyst notificó al Subsidio de que resolvió dar de baja el convenio porque considera insostenible la deuda.

2- Por qué

Aseguran que atendieron a miles de afiliados covid y que les pagaron por los primeros casos recién el miércoles.

3- Conflicto

Además de la deuda millonaria, no hubo acuerdo en el porcentaje a actualizar del valor de las prestaciones.

4- Rescisión

Acyst anunció que desde hoy no atenderá pacientes covid del Subsidio; si con otras patologías, hasta diciembre

5- Límite

Sostienen que no quisieran dejar de dar prestaciones, pero que no pueden seguir funcionando sin fondos.

6- Amparo

La obra social de la provincia presentó una cautelar para que se preste atención a los pacientes covid del Subsidio.

7- Advertencia

El Subsidio afirmó que está dispuesto a ir a instancias penales si las clínicas hacen abandono de persona.

8- Retraso

Se reconoció que la deuda con clínicas y sanatorios es superior a $400 millones, pero que se hicieron pagos a cuenta.

9- Negociación

La obra social dijo que ofreció una suba del 13% por las prestaciones, pero que la asociación pide un 45%.

10- Decisión

Ante la caída del convenio con la Acyst, el Subsidio dijo que negociará de manera individual con las clínicas. / La Gaceta.

Mas Noticias

También puede interesarte