InicioPolíticaEl Gobierno crea una agencia de noticias en reemplazo de la exTélam

El Gobierno crea una agencia de noticias en reemplazo de la exTélam

El nuevo interventor de los medios públicos, Eduardo González, reconvirtió Télam en RTA Noticias, la agencia que proveerá de contenidos a Radio Nacional y la TV Pública. Además venderá sus contenidos a los medios de comunicación de todo el país y también podrán suscribirse los usuarios interesados en esa información, con un modelo similar al que tiene el diario El País, de España, informaron fuentes oficiales a Clarín.

La nueva agencia de noticias funcionará en reemplazo de la exTélam. Por ahora estará en el mismo edificio porteño donde estaba Télam, con alrededor de 200 empleados que ya comenzaron a firmar los contratos para ser transferidos de la exTélam a Radio y Televisión Argentina (RTA), la empresa que maneja Radio Nacional, la TV Pública y Radiodifusión Argentina al Exterior.

Este miércoles venció la dispensa que tenían desde marzo pasado los empleados de la exTélam, que siguieron cobrando sus salarios todos estos meses y hoy tuvieron que reintegrarse a sus lugares de trabajo. Aunque todavía hay unos 100 empleados a los que el Gobierno está citando para que acepten los retiros voluntarios, ya que sino pretende desvincularlos en los próximos dos meses.

Luego de firmar el viernes pasado un acta de compromiso con los gremios, el Gobierno levantó las vallas que impedían el ingreso a los edificios donde funcionaba la exTélam. Los periodistas lo hicieron en el edificio de avenida Belgrano 347, donde trabajaban antes; mientras que los del área publicitaria volvieron a Bolivar 531, para hacer lo mismo que hacían antes, en la nueva Agencia de Publicidad Estatal Sociedad Anónima (APESA), que se encargará de distribuir, controlar y pagar la publicidad oficial del gobierno nacional.

La nueva Agencia de Publicidad del Estado (APESA), en el edificio de la exTélam. Foto Enrique García Medina.La nueva Agencia de Publicidad del Estado (APESA), en el edificio de la exTélam. Foto Enrique García Medina.”APESA va a ser el canal por medio del cual los medios van a poder canalizar la pauta del Estado. Mientras que unos 100 periodistas de Télam van a generar contenido para la TV Pública y Radio Nacional”, dijo una fuente oficial a Clarín. Y añadió: “Telam tenía en la cablera entre 1.400 y 1.500 proveedores que se suscribían para acceder a la información. Ahora ya no vamos a tener una cablera, pero se les va a ofrecer a esos proveedores para que mediante una suscripción adquieran esa información, a través del portal de RTA Noticias”.

El modelo es similar al del diario El País, de España, que permite leer el título y un primer párrafo de la información, pero si uno quiere leer toda la nota tiene que suscribirse. En el caso de las fotos, RTA Noticias le pondrá una marca de agua, para que los medios que quieran utilizarla tengan que suscribirse para poder publicarlas. “El plan es que genere ingresos y sea autosustentable”, planteó una fuente oficial a Clarín.

De los 780 empleados que tenía la exTélam, hubo 370 que firmaron el retiro voluntario, así que en medio año de gobierno libertario quedó casi la mitad de los empleados que tenía la exagencia de noticias y publicidad estatal, que se reconvirtió y este miércoles comenzó a funcionar nuevamente. “El ahorro que logramos con esos retiros voluntarios fue de $5.723 millones, que hubiéramos gastado de abril a diciembre de este año; y la proyección para el año que viene es de $17.978 millones de ahorro”, dijo a Clarín una fuente oficial.

El retorno a los lugares de trabajo fue muy emotivo este miércoles, según contaron varios empleados. Se mezclaban aplausos, abrazos, risas y llantos.

“Estamos muy contentos de volver a trabajar”, dijo uno de los periodistas que fue este miércoles a firmar su traspaso a RTA Noticias. Y agregó: “Pero esto es muy triste. El Gobierno de Macri echó a 354 empleados, de los cuales logramos reincorporar unos 200, mediante la toma de todos los edificios, la suspensión del servicio y fallos de la justicia laboral. Ahora hicimos un acampe todos los días, hasta el lunes pasado. Y pese a ello se fueron 370 compañeros en estos cinco meses y dicen que quieren echar a 100 más, así que imaginate el daño que provocó Milei acá”.

El sector periodístico no tiene tareas asignadas: “Nos citaron para firmar los contratos de traspaso de la exTélam a RTA Noticias, pero por ahora no tenemos nada para hacer. Nos dijeron que en los próximos días van a armar un portal de noticias y el sistema para las suscripciones, mientras unifican varias secciones, como Espectáculos y Cultura, Sociedad y Policiales, entre otras. Pero como todos los de Sistemas que estaban en Télam se fueron con el retiro voluntario, eso lo tendrá que organizar la gente de RTA”.

En cambio, tal como anticipó Clarín, los que volvieron al área publicitaria dijeron que ahí están más organizados, porque hay “mucho trabajo atrasado. Tenemos que pagar la deuda a los medios que dejó el gobierno de Alberto Fernández”, destacó uno de los empleados de la nueva APESA.

Télam funcionó hasta marzo pasado como un mayorista de noticias, que difundía 500 notas (cables) por día a los medios de comunicación a los que les prestaba servicio, junto con unas 200 fotos diarias de los más diversos acontecimientos, desde un partido de fútbol hasta la apertura de sesiones ordinarias del Congreso que realizó Milei.

Pero además, Télam era la encargada de implementar, controlar, facturar y pagar la publicidad oficial del Gobierno nacional, hasta que Milei decidió primero suspender la pauta oficial por un año y luego cerrar la agencia estatal. Esta será el área que se reactivará primero, bajo la nueva empresa APESA, mientras que RTA Noticias recién comenzará a ofrecer sus servicios dentro de uno o dos meses.

Del cierre, a la reconversión

El Presidente Milei anunció el cierre de la agencia Télam el viernes 1 de marzo, cuando dio el discurso de apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso.

“Vamos a cerrar la agencia Télam, que ha sido utilizada en las últimas décadas como agencia de propaganda kirchnerista”, dijo el Presidente ese viernes por la noche en el Congreso.

Tres días después la agencia dejó de funcionar, se dio de baja su sitio web, las dos sedes porteñas de la agencia amanecieron valladas, y sus empleados fueron “dispensados” de ir a trabajar.

Desde entonces, hubo un Plan de Retiros Voluntarios, que tuvo la adhesión de 370 empleados, la mitad de la plantilla laboral. Además, habían intimado a todos los empleados de Télam a devolver las notebooks, cámaras fotográficas, filmadoras, drones y otros dispositivos que les fueron asignados para realizar sus tareas periodísticas.

Diego Chaher, entonces interventor de Télam, le había solicitado a fines de mayo a la Secretaría de Trabajo que le dé “trámite prioritario y urgente” al pedido de aplicar el Procedimiento Preventivo de Crisis, para “habilitar en forma inmediata” los despidos del resto del personal.

Pero el gobierno demoró esa medida, en simultáneo con el reemplazo de Nicolás Posee por Guillermo Francos en la Jefatura de Gabinete, junto con el ascenso de Chaher como secretario de Empresas del Estado, en reemplazo de Mauricio González Botto; y de Eduardo González, de coordinador general de RTA, a interventor de todos los medios públicos. Mientras la negociación con los bloques “dialoguistas” de la oposición en el Senado, por la Ley Bases, forzó el retiro de la TV Pública y Radio Nacional de las empresas a ser privatizadas por el gobierno, medida que fue luego ratificada por la Cámara de Diputados.

A diferencia de los “inminentes despidos” en Télam que anunciaba antes el gobierno, durante el último mes se profundizó el canal de diálogo con los empleados y los gremios para reabrir el área publicitaria y la agencia de noticias con los que no aceptaron el retiro voluntario.

“Este miércoles volveremos a nuestras tareas laborales. Para conseguir el derecho a trabajar tuvimos que sostener 128 días de acampes ininterrumpidos en los dos edificios de la agencia de noticias y publicidad Télam, que el gobierno decidió apagar durante más de cuatro meses”, posteó el lunes pasado la comisión gremial interna de Télam del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

Y agregó: “Todo este tiempo la agencia estuvo silenciada. El 1 de julio el gobierno decretó la reconversión de Télam en APESA, una sociedad anónima que se encargará solamente de una de sus dos funciones principales: la publicitaria. A la vez, la agencia de noticias continuará dentro de RTA”.

La agencia de publicidad y de noticias Télam ya no existe más. Pero en realidad, este miércoles el Gobierno blanqueó su reconversión en dos áreas separadas: la Agencia de Publicidad del Estado (APESA) y RTA Noticias, con menos de la mitad de los empleados, que planean realizar actividades similares y en los mismos lugares donde trabajaban antes, pero con un modelo de negocio “autosustentable”, más a tono con la convergencia y las tendencias internacionales, según aseguraron las fuentes oficiales.

Fuente: clarin.com

Más Noticias

También puede interesarte