19.5 C
Monteros
InicioPolíticaLa inflación de 12,4% en agosto, es piso o techo para los...

La inflación de 12,4% en agosto, es piso o techo para los próximos meses?: esto opinan los expertos

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue en agosto de 12,4%, el valor más alto para un mes desde 1991, lo que representó un revés para el Gobierno nacional a un mes de las elecciones generales. 

La cifra fue superior incluso a lo estimado por las consultoras privadas que participan del Relevamiento de Expectativas del Banco Central (BCRA) que vaticinaron en promedio un 11,6%. 

Minutos antes de que el Indec divulgara la cifra, el ministro de Economía, Sergio Massa, se anticipó al resultado negativo y sostuvo que “agosto ha sido uno de los peores meses del proceso económico argentino en los últimos 30 años producto de una imposición del FMI que golpea enormemente nuestra economía como fue la devaluación más el impuesto PAIS como mecanismo de garantía que pretende el organismo (para el cobro de la deuda)”.  

“Esto de alguna manera pone de relieve cuán importante es que tengamos un proyecto de desarrollo industrial, una balanza comercial superavitaria para hacernos fuerte en materia de reservas y fortalecer nuestra moneda, que es la mejor forma de derrotar la inflación”, agregó el candidato a presidente por Unión por la Patria (UxP).

La devaluación, el factor principal que aceleró los precios

Si bien más alta de lo esperado, la cifra de inflación de agosto no causó sorpresa ya que se sabía que iba a ser de gran magnitud como consecuencia, principalmente, de la devaluación del 21,8% que el Banco Central implementó el lunes 14 de agosto -que llevó al tipo de cambio mayorista de $287,29 a $350- tras las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). 

El traslado a precios fue general en casi todos los rubros, destacándose los incrementos en la división Alimentos y bebidas no alcohólicas (15,6%), producto de la suba en Carnes y derivados y Verduras, tubérculos y legumbres. 

Especialistas analizan si ese número llegó para quedarse o si fue una suba pasajera producto de la devaluación del tipo de cambio que ocurrió tras las PASO.

El Índice de Precios al Consumidor alcanzó en agosto el 12,4%, su peor cifra mensual en 32 años

Al respecto, Aurum Valores señaló en su reporte diario que “mirando episodios de ajustes cambiarios de 3 décadas esta devaluación, sin programa consistente detrás ni credibilidad y con políticas expansivas que exacerban los desequilibrios, va camino a ser la peor ejecutada de la historia reciente en materia de traslado a precios”.

Asimismo, el Chief Economist de Black Toro Global Investments, Fernando Marengo, aseguró a IProfesional que “el dato elevado del mes de agosto fue consecuencia de un movimiento de tipo de cambio sin programa, sin confianza y sin reservas, lo que hizo que no lograran revertir las expectativas y entonces rápidamente hubo un traspaso a precios”.

Inflación de 12 puntos, ¿nuevo piso?

El IPC de agosto abrió un debate entre los economistas sobre la posibilidad de que Argentina haya entrado en un régimen de dos dígitos mensuales. En ese sentido, Marengo indicó que “que la devaluación de mediados de agosto te pegó solo en la segunda parte del mes, mientras que en septiembre te va a incidir en las cuatro semanas, entonces tendrá un efecto arrastre que ya te pone un piso elevado de inflación”. 

Por su parte, el director del Instituto de Trabajo y Economía (ITE), Juan Manuel Telechea, aseguró que “para mí hay un piso intermedio, en el que ya dejamos de lado los niveles del 6-7% pero en el que el 12,4% es un poquito alto. Probablemente el nuevo piso esté en torno al 10%. La cuestión de fondo es qué pasará con el tipo de cambio de acá a las elecciones. Si realmente el Gobierno lo puede mantener fijo en 350 como dijo o si la presión del mercado, sumado a las intervenciones que el Banco Central haga o deje de hacer en el mercado cambiario, no le permitan sostenerlo y lo fuercen a devaluar”. 

Y agregó que “aún en el escenario más optimista, tanto por el tema de los ajustes y las revisiones salariales y la dinámica también de las tasas de interés me parece que el piso se ubica por lo menos en 10% y, bueno, probablemente de ahí para arriba, si es que el Banco Central no logra sostener el tipo de cambio”.

En tanto, el director de la Consultora Sarandí, Sergio Chouza, sostuvo que el 12,4% de agosto fue “un techo más que un piso” y vaticinó que el IPC de septiembre “va a romper a la baja el 10%” para luego “mantenerse en esta tendencia de estabilidad alta, muy alta, pero sin avanzar en el espiral inflacionario”. 

Para el economista los precios no seguirán escalando porque en agosto a la devaluación se le sumó la actualización de precios de la carne que habían quedado retrasados, además de un clima de incertidumbre e inestabilidad financiera post PASO. El economista también señaló que el tipo de cambio fijo en $350 funciona “como ancla de estabilidad” y consideró que, a partir del dólar soja 4, el BCRA tiene capacidad para abastecer la demanda del mercado financiero sin sufrir sobresaltos hasta las elecciones de octubre. 

En agosto el IPC fue de 12,4%, impulsado en particular por los segmentos de Alimentos y Salud

En agosto el IPC fue de 12,4%, impulsado en particular por los segmentos de Alimentos y Salud

Después de septiembre, ¿seguirán aumentando los precios?

La mediana de inflación entre las consultoras que participan del REM es de 12% para septiembre y del 169,3% para todo el 2023. De cara a los meses de octubre, noviembre y diciembre, el director de Épyca Consultores, Martín Kalos, señaló a iProfesional que “la evolución futura, mes a mes, de la tasa de inflación dependerá principalmente de las elecciones”. Sobre la devaluación y su impacto en precios, sostuvo que “su efecto debería empezar a acotarse después de septiembre”.  

Para Kalos tendremos en el noveno mes del año “un número muy parecido al de agosto. Ahora bien, uno diría, ¿y se puede desacelerar después? Claro que podría, pero lo más probable es que en el medio entren otros riesgos, otros factores, sobre todo en la medida en la que, ya para fin de octubre, el resultado de las elecciones arrojará que uno u otro plan económico ganó o se perfila para ganar. Si ese plan prevé, por ejemplo, una devaluación o una dolarización entonces es probable que eso lleve a una aceleración nuevamente del índice de inflación”. El especialista también advirtió sobre la posibilidad de que ocurran presiones o corridas sobre los dólares paralelos antes o después de las elecciones de octubre que, en caso de suceder, le darían un impulso al alza al nivel de precios de la economía.

Por su parte, el economista de Black Toro, Fernando Marengo, advirtió que lo que suceda en los próximos meses tendrá que ver principalmente con dos variables: por un lado, habrá que seguir de cerca si el BCRA logra mantener en $350 el tipo de cambio oficial y, por otra parte, habrá que ver cómo incidirá sobre la brecha cambiaria la liquidez que está inyectando el Gobierno a través de las medidas que anunció en los últimos días. De cualquier forma estimó que, “a menos que haya un movimiento del tipo de cambio oficial nuevamente”, la inflación se ubicará en octubre por debajo de los registros de agosto y septiembre pero por encima del 6% que se venía observando previamente. 

Inflación según el INDEC

En agosto el IPC fue de 12,4%, impulsado en particular por los segmentos de Alimentos y Salud, y en los primeros ocho meses del año acumuló un alza de 80,2% y del 124,4% interanual.

Fuente: iprofesional.com

Más Noticias

También puede interesarte