InicioPolíticaLa relación con el PRO: el Gobierno dice que "no hubo un...

La relación con el PRO: el Gobierno dice que “no hubo un destrato” a Macri y que Milei tiene máximo respeto

“Muchas gracias por venir, sé el esfuerzo que tuviste que hacer”. Antes de dar su discurso en Tucumán, Javier Milei abrazó a Mauricio Macri y, aunque no tuvieron una reunión aparte, le agradeció su presencia en el Pacto de Mayo. Algo similar hizo al finalizar su intervención, una hora después, y cuando -según confiaron en el entorno del líder del PRO- ya trascendía su malestar por el lugar secundario que se le dio a pesar de ser el único ex Presidente electo por el voto popular que asistió a la convocatoria.

En Casa Rosada dejan saber el mensaje del Presidente a su principal sostén político en el Congreso como una manera de descomprimir el clima de tensión e incertidumbre en el vínculo con el PRO que se reavivó tras el acto.

En el Ejecutivo aseguran que “no hubo un destrato” a Macri y explican que no firmó el Acta principal porque la decisión fue circunscribirla a los gobernadores. “Se pensó en que fuera sólo para autoridades en el ejercicio del cargo; no hay nada en particular contra él. Todo lo contrario, valoramos mucho su presencia”, sostienen.

Este miércoles, en Casa Rosada sumaban un elemento adicional a la frialdad con Macri: la puja partidaria entre Macri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “El PRO primero debe arreglar sus cuestiones internas. Es un tema de ellos”, señaló una fuente vinculada a la comunicación presidencial.

En el PRO no lo ven de la misma manera, aunque dejan afuera de este razonamiento a Milei. “El problema es el entorno”, es el diagnóstico. “Ellos tienen una muy buena relación, pero todo lo que habla Mauricio con el Presidente después se estanca en el medio. Pareciera que hay funcionarios que están preocupados en lograr que se peleen”, cuestionan.

Aunque la tensión se visibilizó en torno al acto, y en la previa con el comunicado del macrismo instando al Gobierno a cumplir con el fallo de la Corte Suprema de Justicia a favor de la Ciudad por la coparticipación federal, comenzó a gestarse con la falta de escucha que desde el entorno de Macri dejaron trascender ante ciertos aspectos de la gestión. “A Mauricio no le hicieron caso en nada de lo que planteó, mientras medio Gobierno está ocupado por el massismo”, es el cuestionamiento, que alude a que el 63 por ciento de los funcionarios actuales viene de la administración de Alberto Fernández.

Milei es consciente que en el Gobierno hay rechazo al ex Presidente y que algunos funcionarios de su tropa entienden que ya tuvo su oportunidad y que no le fue bien. “Yo soy el único que lo quiere de modo genuino”, suele decir el jefe de Estado sobre la tensión entre las filas libertarias y el macrismo.

Con esta certeza, como contó Clarín, Milei le encomendó a su mejor amiga y ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, que tienda puentes y se sume como interlocutora al trabajo que ya hacía el asesor estrella Santiago Caputo. De hecho, la reunión que semanas atrás mantuvieron Macri y la funcionaria motivó la última charla entre los mandatarios. “Hace casi dos meses ellos no hablan largo y tendido. Lo más probable que se vean cuando Mauricio vuelva de Europa”, es la expectativa de una alta fuente del Gobierno que considera “clave que vuelvan a hablar ellos y llevar la relación sin intermediarios”.

Es lo que impulsan también en el PRO, donde hasta los sectores más proclives al diálogo y a mantener el apoyo “incondicional” a Milei siguen con preocupación los últimos gestos del Gobierno a su líder. “Innecesario lo que le hicieron. Si no querían que estuviera, ¿para qué lo invitaron y le dijeron que era fundamental que fuera?”, se preguntan entre quienes acompañaron a Macri a Tucumán. Apuntan en especial a la tropa de la secretaria general de Presidencia, Karina Milei, a cargo del acto.

Francos, quien a pedido de Milei intervino para asegurar su presencia pero no participó de la organización del evento, buscará reunirse con Macri cuando vuelva de Europa. El jefe de Gabinete fue, junto a Pettovello, el más cordial con el ex Presidente en Tucumán. “Fue muy importante que viniera”, resumen en el entorno del jefe de Gabinete.

Sin embargo, el esfuerzo conciliador tiene que ver con los desafíos parlamentarios que tiene el Gobierno en el segundo semestre, para los que necesitará recomponer el vínculo.

“Valoramos mucho el aporte del PRO y si bien respetamos la posición de mantener la identidad partidaria, creemos en la importancia de que se conforme una coalición”, dicen desde la planta baja de Casa Rosada, en las oficinas que Francos mantiene desde su paso como ministro del Interior.

Fuente: clarin.com

Más Noticias

También puede interesarte