19.6 C
Monteros

Seguínos

La sequía y el calor hacían peor incendios forestales que arrasaban bosque y montes de norte a sur

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky, expresó este viernes “preocupación” por los incendios forestales que se registran en varias regiones del país, y advirtió: “Estamos atravesando una temporada muy adversa desde el punto de vista climático”.

“Llevamos dos años consecutivos de sequía, una emergencia hídrica declarada por el gobierno a mitad del año pasado en la cuenca del rio Paraná, el río Limay y en otras provincias, además de una ola de calor persistente que se ha agudizado estos días”, señaló el funcionario.

Federovisky recordó que frente a este panorama, el presidente Alberto Fernández decretó la Emergencia Ígnea “para poder disponer de recursos extraordinarios para enfrentar esta temporada”.

“En este momento la situación esta relativamente calma, con un foco ígneo muy importante que todavía persiste en el sur de Bariloche, en la zona de los lagos Martín y Steffen, desde fines del año pasado sin poder ser controlado del todo”, precisó.

Además, el biólogo y periodista recalcó que hay focos en otras provincias: “Demuestra la gravedad de la situación, ya que normalmente no es una temporada de fuego para las provincias del Litoral y sin embargo, tenemos incendios en Corrientes, Entre Ríos y Misiones”.

En tanto, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) dio cuenta de focos activos en las provincias de Chubut, Buenos Aires, Río Negro, San Luis, Salta, Formosa, Mendoza y La Pampa. Y también en Santa Fe (ver aparte).

De acuerdo con el reporte diario del organismo, los incendios en Chubut permanecían activos en el departamento Biedma, en tanto que un incendio en Futaleufú fue controlado.

En tanto, los departamentos de Zárate y Villarino de la provincia de Buenos Aires continúan activos, mientras se pudo controlar un foco en Ezeiza y personal especializado logró extinguir el fuego en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, en las afueras de la ciudad de Campana.

Mientras, en Río Negro los incendios continuaban en Bariloche, aunque oficialmente se informó que el fuego en Adolfo Alsina se encontraba ya “controlado”.

A su vez, los departamentos de Belgrano, Junín y Chacabuco, Coronel Pringles, San Martín, Dupuy I, en San Luis, tenían focos activos, y operaba en la zona un avión hidrante del SNMF. También estaba activo un foco en la localidad salteña de Anta.

En tanto, el SNMF también confirmó que continuaban activos focos en Pilcomayo, en Formosa; General Alvear, en Mendoza; y en Chalileo y Lihuel Calel, en La Pampa.

Por su parte, el intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, Horacio Paradela, afirmó que se peleaba a destajo contra las llamas. “Se volcaron más de 60 brigadistas esperando lograr un control del incendio”, dijo. El fuego se había desatado en una zona ubicada al sur de Bariloche, denominado sector 7, en la parte cercana a la ruta 40. “Allí se están desplegando personal en tierra y medios aéreos”, marcó Paradela.

“El último reporte da cuenta del avance del incendio y la complejidad que está teniendo hoy en día, principalmente en dirección este que con el comportamiento de vientos el fuego tuvo un avance extremo y un comportamiento extremo hace dos días atrás”, indicó el intendente del área protegida.

Asimismo, expresó que “se están poniendo todos los recursos para reducir la complejidad de ese lugar y poder controlarlo adecuadamente”.

“Se está trabajando en los focos del lado oeste del incendio, tanto en el cerro Bastión como al norte del lago Martin”.

Con respecto a las condiciones climáticas, el intendente del Parque Nacional patagónico indicó que todavía eran muy adversas: “Esperamos que estos días un mínimo que pueda llegar a haber de precipitaciones nos acompañe”, se esperanzó.

En tanto, el incendio en el partido bonaerense de Ezeiza se acercó este viernes a los límites de un barrio privado de la localidad de Canning y, pese a encontrarse controlado, las condiciones climáticas seguían haciendo que fuera “una amenaza”. Así lo caracterizaron desde el cuartel de Bomberos de Tristán Suárez.

“El fuego de Canning hasta el momento está controlado, pero las condiciones climáticas, el viento y la alta temperatura no ayudan”, explicó una fuente del cuartel.

Debido al riesgo “aún inminente”, los bomberos continúan realizando “guardia de cenizas” y controlando con móviles y personal de a pie “que no queden troncos prendidos y otros pequeños procesos ígneos” en la zona. “Son principios de incendio que estamos apagando permanentemente”, graficó.

En Miramar, en tanto, los bomberos sofocaron un incendio originado en un monte del Bosque Vivero de la ciudad balnearia, mientras que desde el municipio de General Pueyrredon indicaron que por las altas temperaturas de las últimas jornadas hasta el lunes 17 se cerrará al público la Reserva Natural Laguna de los Padres, por “prevención de incendios en la zona”.

En San Luis, mientras tanto, bomberos y brigadistas de varios cuarteles de la provincia luchaban contra tres frentes de fuego en medio de altas temperaturas, lo que complicaba su trabajo.

Un foco se ubicaba en la zona de Puerta Colorada, al noreste de la provincia; otro en la localidad de Lafinur, en el extremo norte, y un tercero está en cercanías de Buena Esperanza, en el sur provincial.

Según se informó desde el Ministerio de Seguridad de San Luis, las altas temperaturas que castigan a la provincia desde inicio de esta semana, con marcas térmicas superiores a los 40 grados, complicaban mucho el trabajo de los bomberos.

Fuente: elciudadanoweb.com

Mas noticias

NOTICIAS RELACIONADAS