Recuerdo: el monumento al Indio en los años 50

El emblemático monumento Chasqui, se encuentra ubicado sobre la reserva provincial Los Sosa en la Ruta Provincial 307 en el departamento Monteros. Fue emplazado para ornamentar el camino hacia los Valles Calchaquíes

Fotos Antiguas de Tucumán a través de su Fan Page rememora recuerdos y los comparte en las redes sociales. Del baúl de las reliquias, sorprendió con una foto del monumento al Indio de los años 50.

Quienes observaron la fotografía de la época compartida por la cuenta Pablo Ortíz, rememoraron historias y anecdotas. Sobre todo, teniendo en cuenta lo que era transitar el camino de tierra para llegar hasta allí o continuar su viaje hasta el Valle de Tafí.

Monumento al Indio

El emblemático monumento Chasqui, se encuentra ubicado sobre la reserva provincial Los Sosa en la Ruta Provincial 307 en el departamento Monteros. Fue emplazado para ornamentar el camino hacia los Valles Calchaquíes.

En el año 1.941, mientras se hallaba en construcción la actual Ruta Provincial 307 hacia Tafi del Valle y Amaicha del Valle. El gobierno de la provincia ejercido en aquel tiempo por el doctor Miguel Critto, convocó a un concurso de maquetas, en donde la ganadora sería elegida para ornamentar esa gran obra pública.

El Chasqui, popularmente más conocido como “El Indio o Monumento al Indio”, es una escultura ubicada a la altitud de 1.100 metros sobre el nivel del mar, montado sobre una base de 10 metros y posee una altura de 6 metros.

“LA PALABRA CHASQUI VIENE DEL IDIOMA QUECHUA, Y SIGNIFICA MENSAJERO, AGENTE DE CORREO, TRANSPORTADOR”.

La obra fue realizada por Enrique Prat Gay e instalada dentro de la reserva provincial Los Sosa en la ruta provincial 307 en el mes de enero del año 1.943 y fue restaurada en julio de 2.008.

En el basamento de la obra hay una alegoría del “Himno al Sol”. En el amanecer un sacerdote indígena se inclina ante el astro y un poeta le ofrece música y canto. También están el amor maternal, simbolizado por una madre y su hijo; el sentir religioso, que encarna una pareja de promesantes, y un guerrero que deja su lanza y se pliega a la ceremonia. Por fin, “el mandinga” que cae al abismo, representa la luz del sol disipando las tinieblas.

En la actualidad, la obra cuenta con un mirador privilegiado del camino hacia los valles, además posee un espacio de recreo que permite a los turistas disfrutar del entorno natural de la zona, puestos de artesanías originarias, baños, bar y playa de estacionamiento.

El Monumento al Indio o Chasqui, alberga a miles de turistas que visitan la provincia de Tucumán durante el año.

Mas Noticias

También puede interesarte