15 C
Monteros
miércoles, enero 20, 2021

Un mural de Diego Armando Maradona en Monteros rememora al astro

Desde ayer jueves este tributo puede apreciarse sobre la zona este de la ciudad en el barrio Monteros Viejo sobre avenida España, frente al parque 28 de Agosto.

Un mural de Diego Armando Maradona en Monteros rememora al mejor futbolista de todos los tiempos en la historia mundial.

Desde ayer, este tributo puede apreciarse sobre la zona este de la ciudad en el barrio Monteros Viejo sobre avenida España, frente al parque 28 de Agosto.

Se trata de una “historieta mural”, así definió su obra el artista Cesar Carrizo.

Despedida a Diego Maradona en Monteros: “Él Está Conmigo”, una increíble producción

Ídolos hay y habrá muchos, pero Diego hay uno solo. Tal es así, que dos fanáticos de no quisieron dejar pasar por alto la despedida a Diego Maradona en Monteros y le realizaron su homenaje.

¿Cómo lo hicieron? Muy simple, dejaron salir del corazón aquellas palabras que nacen del alma. Esas que vienen a la mente al recordar la alegría de ver tanta magia en una gambeta, en cómo ese ídolo desde pequeño te hizo soñar con ganar un mundial y te llevó a la alegría inmensa.

Sucedió anoche, mientras dos amigos compartían sus tristezas y congoja de cómo un día de manera inesperada la magia se apagó, la pelota se detuvo y aquel mejor jugador de la historia dejó de gambetearla para ir al descanso eterno.

Sí, sí, Él está conmigo, así nace la producción de “Cadena Más”, con el texto de Gerardo Olivera y la voz de Héctor Collante, para homenajear al mejor jugador de fútbol de la historia mundial.

El video detalla el momento del gol con la mano de D10S a los ingleses en el mundial de México 86.

El modesto homenaje a Diego Armando Maradona en su despedida

Hola, hola hola, si, soy yo otra vez, y esta vez quería contarles que él está conmigo, si si, se que ya sabían eso, lo que no sabían es lo feliz que está, orgulloso de su legado.

Orgulloso de ver que generaciones completas hoy lo recuerdan con el pecho inflado y con la maravillosa camiseta argentina con la 10 en la espalda.

Esa diez que hoy vale 45 millones almas recordando al astro que un día les dí. Ese que tuvo mi mano para la revancha contra los ingleses. No fui yo el que le rompió el traste clavándola en el ángulo. Esas, no fueron mis manos.

Las tenía el Diego, ese que corrió cincuenta metros con la pelota y los dejó ahí humillados a esos piratas de mierda, llorando para siempre. ¡Qué grande el Titán!

¡Recen, pidan, chupense los bares! Y recuerden a Diego sobre todas las cosas…

Murió Diego Maradona a los 60 años

Y un día ocurrió. Un día lo inevitable sucedió. Es un cachetazo emocional y nacional. Un golpe que retumba en todas las latitudes. Un impacto mundial. Una noticia que marca una bisagra en la historia. La sentencia que varias veces se escribió pero había sido gambeteada por el destino ahora es parte de la triste realidad: murió Diego Armando Maradona.

El campeón del mundo con la Selección Argentina​ se descompensó en la mañana de este miércoles en la casa del barrio San Andrés, en el partido bonaerense de Tigre, donde vivía desde hacía algunos días luego de haber sido operado de la cabeza. El 30 de octubre había cumplido 60 años.

Villa Fiorito fue el punto de partida. Y desde allí, desde ese rincón postergado de la zona sur del Conurbano bonaerense se explican muchos de los condimentos que tuvo el combo con el que convivió Maradona. Una vida televisada desde aquel primer mensaje a cámara en un potrero en el que un nene decía soñar con jugar en la Selección. Un salto al vacío sin paracaídas. Una montaña rusa constante con subidas empinadas y caídas abruptas.

Nadie le dio a Diego las reglas del juego. Nadie le dio a su entorno (un concepto tan naturalizado como abstracto y cambiante a la lo largo de su vida) el manual de instrucciones. Nadie tuvo el joystick para poder manejar los destinos de un hombre que con los mismos pies que pisaba el barro alcanzó a tocar el cielo.

Quizá su mayor coherencia haya sido la de ser auténtico en sus contradicciones. La de no dejar de ser Maradona ni cuando ni siquiera él podía aguantarse. La de abrir su vida de par en par y en esa caja de sorpresas ir desnudando gran parte de la idiosincrasia argentina. Maradona es los dos espejos: aquel en el que resulta placentero mirarnos y el otro, el que nos avergüenza.

A diferencia del común de los mortales, Diego nunca pudo ocultar ninguno de los espejos.

Una imagen icónica de Maradona.

Una imagen icónica de Maradona.

Es el Cebollita que solo tenía un pantalón de corderoy y es el hombre de las camisas brillantes y la colección de relojes lujosos. Es el que le hace cuatro goles a un arquero que intenta desafiarlo y al mismo tiempo el entrenador que intenta chicanear a los alemanes y termina humillado. Es el que se va bañado de gloria del estadio Azteca y el que sale de la mano de una enfermera en Estados Unidos. Es el que arenga, el que agita, el que levanta, el que motiva. El que tomaba un avión desde cualquier punto del mundo para venir a jugar con la camiseta de la Selección. El del mechón rubio y el que estaciona el camión Scania en un country. Es el gordo que pasa el tiempo jugando al golf en Cuba y el flaco de La Noche del Diez. El que vuelve de la muerte en Punta del Este. Es el novio de Claudia y es también el hombre acusado de violencia de género. Es el adicto en constante lucha. El que canta un tango y baila cumbia. El que se planta ante la FIFA o le dice al Papa que venda el oro del Vaticano. El que fue reconociendo hijos como quien trata de emparchar agujeros de su vida. Un icono del neoliberalismo noventoso y el que se subió a un tren para ponerse cara a cara contra Bush y ser bandera del progresismo latinoamericano. Es cada tatuaje que tiene en su piel, el Che, Dalma, Gianinna, Fidel, Benja… Es el hombre que abraza a la Copa del Mundo, el que putea cuando los italianos insultan nuestro himno y el que le saca una sonrisa a los héroes de Malvinas con un partido digno de una ficción, una pieza de literatura, una obra de arte.

Porque si hubiera que elegir un solo partido sería ese. Porque no existió ni existirá un tramo de la vida más maradoneano que esos cuatro minutos que transcurrieron entre los dos goles que hizo el 22 de junio de 1986 contra los ingleses. El mejor resumen de su vida, de su estilo, de lo que fue capaz de crear. Pintó su obra cumbre en el mejor marco posible. Le dijo al mundo quién es Diego Armando Maradona. El tramposo y el mágico, el que es capaz de engañar a todos y sacar una mano pícara y el que enseguida se supera con la partitura de todos los tiempos.

Barrilete cósmico. Y la pelota no se mancha. Y las piernas cortadas. Y que la sigan chupando. Y la tortuga que se escapa. Y el jarrón en el departamento de Caballito, el rifle de aire comprimido contra la prensa, la Ferrari negra que descartó porque no tenía estéreo, la mafia napolitana y toda una ciudad que elige vivir en pausa, rendida a su Dios. Es el de las canciones, el los documentales a carne viva y las biografías siempre desactualizadas. El que levanta el teléfono y llama cuando menos lo esperás y más lo necesitás. El que jugó partidos a beneficio sin que nadie se enterara. El que pasa del amor al odio con Cyterszpiler, con Coppola o con Morla. El que siempre vuelve a sus orígenes y le presta más atención a los que menos tienen.

Es el abuelo baboso y el papá inabordable.

Es antes que todo y por sobre todas las cosas el hijo de Doña Tota y de Don Diego.

Y Maradona es en presente pese a que de los que mueren haya que escribir en pasado. Es el que en Dubai se codeaba con jeques y contratos millonarios y el que en Culiacán y con 40 grados a la sombra pedía un guiso a domicilio. El que internaron en un neuropsiquiátrico. El que pudo dejar la cocaína. El que hizo jueguitos en Harvard. Es el que como entrenador de Gimnasia vivió un postergado homenaje del fútbol argentino. Aquel que había dirigido a Racing y a Mandiyú no era este último Diego de las rodillas chuecas, las palabras estiradas y las emociones brotando sin filtro.

Es también Maradona el hombre que se fue apagando. Se resquebrajó su cuerpo y empezó a sacar a la luz tantos años de castigo físico, de desbordes, de excesos, de patadas, de infiltraciones, de viajes, de adicciones, de subibajas con su peso, de andar por los extremos sin red de contención.

Y el alma se fue apagando al compás del cuerpo. En el último tiempo ya no quería ser Maradona y ya no podía ser un hombre normal. Ya nada lo motivaba. Ya no servía el paliativo de los antidepresivos ni las pastillas para dormir. Y la combinación con alcohol aceleraba la cinta. Cada vez menos cosas encendían su motor: ni el dinero, ni la fama, ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, ni las mujeres, ni el fútbol. Perdió su propio joystick. Y perdió el juego.

Lo llora Fiorito, escenografía inicial de esta historia de película y pieza fundacional para comprender al personaje. Lo lloran los Cebollitas donde se animó a soñar en grande. Lo llora Argentinos Juniors donde no solo es nombre del estadio sino el mejor ejemplar de un molde que genera orgullo. Lo llora Boca y toda la pasión que unió a un vínculo que fue mutando pero conservó el amor genuino. Lo llora Nápoles, su altar maravilloso en el que con una pelota cambió la vida de una ciudad para siempre. Lo lloran también Sevilla, Barcelona y Newell’s, que infla el pecho por haberlo cobijado.

Y lo llora la Selección porque nadie defendió los colores celeste y blanco como él. En definitiva, lo llora el país entero y el mundo.

Entre tantas cosas que hizo en su vida, Maradona hizo una particularmente exótica: se entrevistó a sí mismo. El Diego de saco le preguntó al de remera de qué se arrepentía. “De no haber disfrutado del crecimiento de las nenas, de haber faltado a fiestas de las nenas… Me arrepiento de haber hecho sufrir a mi vieja, mi viejo, mis hermanos, a los que me quieren. No haber podido dar el 100 por ciento en el fútbol porque yo con la cocaína daba ventajas. Yo no saqué ventaja, yo di ventaja”, se contestó en una sesión de terapia con 40 puntos de rating.

En ese mismo montaje realizado en 2005 en su programa “La noche del Diez”, el Diego de traje le propuso al de remera que deje unas palabras para cuando a Diego le llegue el día de su muerte. “Uhh, ¿qué le diría?”, piensa. Y define: “Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: gracias a la pelota”.

Los restos de Diego Armando Maradona descansan en el cementerio de Bella Vista

Luego de que se diera por terminado el velorio de manera abrupta a raíz de los incidentes en Casa Rosada, los restos de Diego Armando Maradona fueron sepultados en el cementerio de Bella Vista.

Los restos del astro mundial, descansan junto a sus padres en el cementerio Jardín de Paz. El coche fúnebre ingresó a Casa de Gobierno minutos antes de las 17, en medio de los incidentes y de la represión policial con balas de goma y gases lacrimógenos. Luego de 50 minutos, la carroza partió con el féretro.

En medio de su traslado por la Autopista 25 de Mayo, los fanáticos corrieron al lado del coche fúnebre llorando y gritando.

La carroza partió por Paseo Colón directamente hacia la autopista escoltado por efectivos de Gendarmería Nacional y motos de la Policía Federal Argentina.

Una vez llegado al cementerio, las hijas del ídolo Dalma, Jana y Gianinna, junto a Claudia Villafañe (ex mujer), su manager Guillermo Coppola y dos de sus hermanos Rita “Kitty” y Raúl “Lalo” Maradona, llevaron el féretro hacia su lugar de descanso.

La inhumación de Diego Maradona se llevo a cabo cerca de las 20. Fue una ceremonia, que duró alrededor de 30 minutos.

El Cementerio donde descansa Diego Armando Maradona

Alrededor de las 18, partió desde Casa Rosada el cuerpo del mejor jugador de fútbol de la historia mundial con rumbo a San Miguel, a unos 40 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Luego de la ceremonia íntima, los restos del 10 descansan en el cementerio Jardín de la Paz. Lugar elegido por la familia por que se encuentran los padres del astro mundial.

Se trata de un complejo privado que comprende 13 hectáreas y fue creado hace 40 años. Se encuentra situado al noroeste del Gran Buenos Aires, sobre la Avenida Mayor Irusta al 5.631.

El cementerio posee una zona arbolada con césped en toda su extensión, donde surgen lomadas. También cuenta con una capilla, dos construcciones de estilo normando francés y dos lagos artificiales

Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de la historia

Diego Armando Maradona nació el 30 de octubre de 1960 y falleció este miércoles 25 de noviembre bañado de gloria y como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

En vida, fue considerado el mejor futbolista de toda la historia. También fue entrenador del seleccionado argentino. Se desempeñó como mediocampista ofensivo o delantero. Posee cinco récord como máximo goleador en competencias argentinas.

En el año 1986, la FIFA lo eligió como el mejor futbolista del siglo XX. Sin embargo, los especialistas lo catalogaron como el mejor de la historia.

Su último partido con la selección Argentina fue el 25 de junio de 1994. Con la albiceleste, obtuvo el campeonato del mundo de México 1986, el Mundial Juvenil de 1979, un subcampeón del mundo en 1990 y la Copa Artemio Franchi de 1993.

Durante 1994, cuando Argentina se enfrentaba con Nigeria en el Mundial fue suspendido por dopaje.

Diego Armando Maradona tiene el “Gol del Siglo”, se trata de aquel que le convirtió a los ingleses en el mundial 86 con la mano. Una votación de la FIFA lo señaló como el mejor de la historia del siglo XX. Su gol contra Bélgica también figura en el top five de “goles del siglo” del ranking FIFA.

Mundial 86: las mejores jugadas de Diego Maradona

Un video recopilatorio muestra las mejores jugadas de Diego Maradona en el mundial de México 86. Las imágenes muestran por un instante el estilo de lo que fue capaz de crear para conquistar al mundo entero.

El video destaca el momento más alto de la carrera del D10S llevando a la Selección Argentina a la obtención de la Copa del Mundo. La segunda y última estrella de la albiceleste.

Entre las diferentes intervenciones del Diego, se advierten pases, gambetas, caños y la famosa habilitación a Jorge Burruchaga para el 3 a 2 en la final contra Alemania y llenarse de gloria.

Los autos icónicos de Diego Maradona: ¿Sabías que no todos fueron modelos de lujo?

No todos los vehículos del astro fueron de lujo, entre los autos icónicos de Diego Maradona figuran un Fiat Europa 128 CLS (el primer auto 0 km que el astro se compró jugando en Boca). También, un camión SCANIA 360 con el que fue a entrenar, un vehículo anfibio Overcomer Hunta, entre otros.

Los autos icónicos en la vida de Diego Maradona

Fiat Europa 128 CLS

Lo compró el 24 de diciembre de 1982, antes de partir del Boca campeón a Barcelona. Lo vendió en 1984 y su último rastro data de 2009, cuando fue hallado en Salto, provincia de Buenos Aires.

Los autos icónicos de Diego Maradona

FERRARI F355 Spider

Cuando Maradona volvió a Boca en 1995 volvió a pedir dos Ferrari: aquella vez fueron las flamantes F355 Spider, ambas de color rojo, y compradas prácticamente al mismo tiempo

Los autos icónicos de Diego Maradona

LA FERRARI NEGRA DE MARADONA

Esta Ferrari tiene una particular historia. La adquirió luego de ser campeón mundial con Argentina en 1986. En ese momento, Diego le pidió a Guillermo Coppola, representante en ese tiempo, una Ferrari de color negro. A pesar de su excesivo valor (430 mil dólares), Corrado Ferlaino, presidente del Nápoli de ese entonces, la pagó en su totalidad.

La Ferrari negra de Maradona fue la segunda que la escudería hizo en el mundo, ya que por ese entonces los vehículos de la marca sólo eran rojos y la primera había sido para el actor Sylvester Stallone.

Los autos icónicos de Diego Maradona

SCANIA 360

Una semana de octubre buscó distintas alternativas para no hablar con la prensa: el lunes llegó con Porsche, el martes en una Mitsubishi Montero, la mejor 4×4 del momento; pero el miércoles sorprendió con un camión Scania 360 azul, modelo 113H, matrícula AZM 765.

Los autos icónicos de Diego Maradona

Overcomer Hunta

En Dynamo Brest de Bielorrusia, donde fue vicepresidente, le regalaron un vehículo militar anfibio, de carrocería de fibra de vidrio, el cual es fabricado por Sohra Group de nombre Overcomer Hunta y está diseñado para transitar por cualquier terreno, incluyendo nieve, lodo y andar por el agua.

Los autos icónicos de Diego Maradona

BMW i8 y Rolls Royce

El conductor Marley estuvo de visita en su casa en Dubai en su programa en el 2018. Allí, Diego mostró su garage, en donde hay un lujoso Rolls-Royce y un BMW i8 súper deportivo híbrido enchufable (es decir, combina un motor naftero y otros dos eléctricos).

El BMW se consigue por una suma 135 mil euros. “Yo manejo, sin seguridad, sin nada. Hay mucho límite y mucha foto multa. Acá no perdonan a nadie. El que corre carrera en las rutas y autopistas lo echan del país”, contó el “Diez”.

10 frases Diego Maradona de las más polémicas

En la selección de las mejores jugadas, que el propio Maradona hizo en 2017, también destacó el tanto que le marcó a Ubaldo Fillol en un Superclásico ante River en el Metropolitano, en 1981, cuando jugaba con Boca Juniors; el ‘gol imposible’ que hizo con el Napoli en 1985 frente a Juventus; el que le anotó de volea al Sporting de Gijón en 1993, jugando para el Sevilla; así como su primera anotación en Newell’s, en el día de su debut frente al Emelec de Ecuador.

Además de estos, en las redes sociales abundan las selecciones de las mejores jugadas de Maradona, que dependen de la mirada de los aficionados y seguidores a este astro del fútbol.
Su talento con la pelota lo convirtieron en el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos, pero las frases de Diego Maradona lo hacían único.

El astro mundial ha fallecido este miércoles 25 de noviembre de 2020 y causó conmoción en todo el planeta. Al momento, se conoce que un paro cardiorrespiratorio le puso fin a la vida del 10 argentino.

El Top 10 de las frases más polémicas de Diego Armando Maradona

  1.  Si yo no hubiera hecho las cosas malas que hice en mi vida, Pelé no llegaba ni segundo”.
  2. “Cristiano Ronaldo hace un gol y te vende un shampoo”.
  3. “Sólo les pido que me dejen vivir mi propia vida. Yo nunca quise ser un ejemplo”. Maradona respondió así tras ser criticado por lo que hace o deja de hacer fuera de las canchas.
  4. ​”Me cortaron las piernas”. Cuando en el Mundial de Estados Unidos 1994 dio positivo en el control antidoping.
  5. “Si los novios de mis hijas las hacen llorar dos o tres veces, van a tener un accidente”
  6. ​“Para mí, ir a un Mundial es lo mismo que para un chico ir a Disney”
  7. “La droga es un pacman que te va comiendo toda tu familia”
  8. “La tenés adentro” En la previa al Mundial de Sudáfrica 2010, Maradona le dirigió estas palabras al periodista Juan Carlos Pasman, como revancha por las críticas que había recibido durante las Eliminatorias. ‘Toti’ Pasman la convirtió en un libro​
  9. “Llegar al área y no poder patear al arco es como bailar con tu hermana”
  10. ​“La pelota no se mancha”

6 mejores jugadas de Diego Maradona: reviví los goles y gambetas del 10

Qué otra manera de recordar al mejor jugador del fútbol mundial de todos los tiempos, que reviviendo las mejores jugadas de Diego Maradona.

Este miércoles 25 de noviembre, falleció, a los 60 años —recién cumplidos el pasado 30 de octubre—, el astro del fútbol Diego Armando Maradona.

El ‘Pelusa’, que ayudó a Argentina a conseguir el campeonato del Mundial de Fútbol en México en 1986 y el subcampeonato en Italia en 1990, deja un sinfín de jugadas extraordinarias, de las cuales queremos resaltar algunas.

Las 6 mejores jugadas de Diego Maradona

1.- ‘La mano de Dios’

En México 1986, Maradona marcó dos de los más importantes goles recordados en la historia. Lo hizo en un mismo partido, en el que Argentina enfrentaba a Inglaterra, en los cuartos de final, el 22 de junio de ese año.

Uno de esos goles es quizás el más conocido de todos, el que fue denominado como ‘la mano de Dios’. Corría el minuto 51 del partido, cuando Maradona y su compatriota Jorge Valdano intentan una pared y el balón rebota en un defensa inglés y toma altura; al volver, dentro del área, Maradona, en la lucha con el portero inglés Peter Shilton, marca con la mano.

“Este gol lo marqué un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios”, dijo el argentino.

2.- ‘El gol del siglo’: una de las mejores jugadas de Diego Maradona

El otro tanto fue bautizado como ‘el gol del siglo’ —tras una encuesta realizada en 2002— y ocurrió apenas cuatro minutos después de ‘la mano de Dios’. En el minuto 55 del partido, Maradona eludió a cinco jugadores ingleses antes de anotar el gol.

Este gol también es recordado por la narración que hizo sobre el mismo el periodista Víctor Hugo Morales: “Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja al tercero y va a tocar para Burruchaga. ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… Gooooool… Gooooool… ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme… Maradona, en una corrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… Barrilete cósmico”.

3.- Genialidad en el Bernabéu

Antes de aquellas hazañas, en 1983, cuando jugaba para el Barcelona (España), en un partido contra el Real Madrid en la Copa de la Liga, Maradona, tras driblar al portero, y cuando ya tenía la portería vacía para marcar a su antojo, decidió frenar y esperar a Juan José, un defensa madridista que pretendía evitar la anotación, para luego dejar este gol, definido por su protagonista como su “segundo gol más bonito”, luego del ‘gol del siglo’.

Esta jugada de Maradona, que hasta ahora no tiene precedentes, fue tan brillante que, incluso, la afición del Real Madrid se levantó para aplaudirle.

4.- El gol en Pereira

Aunque los goles conseguidos en el mundial de México 1986 han ocupado más titulares y han sido más destacados por la crítica futbolera, el propio Maradona resalta otra anotación en especial, la alcanzada en febrero de 1980, cuando jugaba para Argentinos Juniors y enfrentó al Deportivo Pereira de Colombia.

 

“Lo fantástico de ese gol es que no era el Maradona que conocemos. Era un tipo que jugaba en Argentinos Juniors, tenía 19 años, apenas despuntaba como una gran estrella del fútbol”, relató a Olé el colombiano Alejandro Aguirre, quien escribió el libro ‘El mejor gol de Maradona no fue a los ingleses’.

5.- Los cuatro goles a Gatti

En 2017, el propio Maradona hizo un recuento de sus mejores jugadas y, en primer lugar, destacó los cuatro goles que le anotó a Hugo Gatti en 1980, quien ya era, para la época, uno de los arqueros más importantes de la historia del fútbol argentino.

Fue durante un encuentro entre el Argentinos Juniors, para el que jugaba Maradona, y el Boca Juniors, en el que estaba Gatti. Previo, en la prensa argentina se publicó que el portero se refirió al ‘Pelusa’ como “el gordito” y Diego, furioso, comentó que le haría cuatro goles en el partido, y se los hizo.

6.- La celebración del triunfo contra Grecia

Maradona también es recordado por su particular celebración tras anotar el tercer gol en el partido Argentina-Grecia, en el Mundial EE.UU. 1994.

En la selección de las mejores jugadas, que el propio Maradona hizo en 2017, también destacó el tanto que le marcó a Ubaldo Fillol en un Superclásico ante River en el Metropolitano, en 1981, cuando jugaba con Boca Juniors; el ‘gol imposible’ que hizo con el Napoli en 1985 frente a Juventus; el que le anotó de volea al Sporting de Gijón en 1993, jugando para el Sevilla; así como su primera anotación en Newell’s, en el día de su debut frente al Emelec de Ecuador.

Además de estos, en las redes sociales abundan las selecciones de las mejores jugadas de Maradona, que dependen de la mirada de los aficionados y seguidores a este astro del fútbol.

Mas Noticias

Accidente en Las Mesadas al dormirse una conductora (VIDEO)

Un accidente de tránsito tuvo lugar este martes por la tarde cerca de las 16.30, cuando una mujer de 68 años se estrelló contra...

Conflicto en el transporte tucumano y amenaza de paro en puerta

El conflicto en el transporte tucumano suma un nuevo capítulo a su novela. Desde UTA amenazan con un paro para el próximo viernes. Los...

Arcoiris: así se aprecia desde el espacio

El astronauta ruso Sergey Kud-Sverchkov, que se encuentra desde octubre de 2020 a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI), sorprendió al mundo con una...

Coronavirus: la provincia alcanzó los 71.175 casos

El Ministerio de Salud Pública de informó este martes al mediodía que la provincia de Tucumán alcanzó los 71.175 casos de coronavirus. De los...

También puede interesarte

Accidente en Las Mesadas al dormirse una conductora (VIDEO)

Un accidente de tránsito tuvo lugar este martes por la tarde cerca de las 16.30, cuando una mujer de 68 años se estrelló contra...

Coronavirus: la provincia alcanzó los 71.175 casos

El Ministerio de Salud Pública de informó este martes al mediodía que la provincia de Tucumán alcanzó los 71.175 casos de coronavirus. De los...

El Cercado sin luz por cuatro horas

Durante la mañana de este día martes la comunidad de El Cercado, departamento Monteros, se queda sin suministro eléctrico por el transcurso de cuatro...

Terremoto en San Juan sacudió a los monterizos (VIDEOS)

Minutos antes de las medianoche de este martes un terremoto en la provincia de San Juan hizo temblar a los monterizos. El sismo duró...