InicioSociedadComer sin límites cuesta $25 mil el cubierto y los tenedores libres...

Comer sin límites cuesta $25 mil el cubierto y los tenedores libres se reinventan para resistir a la crisis

Parrilla y pastas y sushi a voluntad siguen seduciendo a miles de clientes, aunque hubo cambios en el sector en los últimos años, con mesas más chicas para los cumpleaños y el auge de restaurantes temáticos.

Pilar Padula

27 de enero 2024, 05:56hs

Cenar en un tenedor libre en Puerto Madero cuesta de $14.000 a $19200. (Foto: Instagram/@labisteccapastagrill)

Cenar en un tenedor libre en Puerto Madero cuesta de $14.000 a $19200. (Foto: Instagram/@labisteccapastagrill)

Los tenedores libres para “comer hasta reventar” fueron un clásico durante décadas en la Ciudad de Buenos Aires, aunque con el paso de la pandemia y la crisis económica muchos restaurantes debieron bajar sus persianas para siempre. Sin embargo, hay lugares que todavía resisten, son elegidos por miles de comensales para probar de todo un poco en una misma noche y valen de $10.000 a $25.000 el cubierto.

Hoy, comer en un restaurante de “cocina sin límites” en Puerto Madero cuesta de $14.000 a $19200, sin bebidas incluidas y con un precio que varía según el horario o los días que se eligen. “En los últimos años no hubo una gran merma de clientes, pero sí cambió un poco la frecuencia de las mesas numerosas. Esto da lugar a mesas más pequeñas y que permiten una mayor rotación de clientes”, explicó Maximiliano Zeballos a TN sobre la situación de su local. Además, remarcó que la mayoría de sus clientes son argentinos, pero “hay momentos en el año, cuando hay picos de turismo en Buenos Aires, los turistas extranjeros se hacen notar”.

Leé también: Dejó psicología y medicina, se instaló en España y su abuela lo trajo a Villa Crespo para cocinar sus recetas

La Bistecca ofrece platos que van desde asado hasta una fuente de chocolate gigante y se pueden repetir las veces que los clientes quieran. (Foto: Instagram/@labisteccapastagrill)

La Bistecca ofrece platos que van desde asado hasta una fuente de chocolate gigante y se pueden repetir las veces que los clientes quieran. (Foto: Instagram/@labisteccapastagrill)

En su extenso salón con vista al río, La Bistecca, ofrecen diversos platos que van desde asado hasta una fuente de chocolate gigante y se pueden repetir las veces que los clientes quieran. Los ravioles, sushi y pizzas, según dicen, enloquecen desde hace más de 25 años a los turistas que pasean por el barrio, pero también a los argentinos que pueden darse “un gustito” el fin de semana.

Si bien reciben cientos de clientes todas las noches, dónde la parrilla y el sector de pastas son las más elegidas, se puede ver que la tendencia de festejar cumpleaños en los últimos años fue cambiando: los argentinos ya no eligen mesas numerosas, sino que buscan de dos, cuatro o seis lugares.

En cuanto a la comida, Zeballos también mencionó que con el paso de los años los platos fueron cambiando a medida de lo que les pedían los clientes o las tendencias nacionales e internacionales del momento. “Sin perder la identidad, tratamos de modernizarnos. Antes teníamos un sector de 16 platos calientes, con pollo al verdeo o brócoli gratinado por ejemplo, y ahora eligen comer más liviano como ensaladas o sushi”, dijo.

Tenedores libres “temáticos”, una tendencia que crece en Buenos Aires

Es sabido que la mayoría de los tenedores libres en la Argentina ofrecen pastas, parrilladas, fiambres y los postres más conocidos del país. Pero, en los últimos años se apostó por la apertura de cocinas sin límites dedicadas a otros tipos de platos, como los típicos de Perú o solo de pescados. En estos casos, sentarse a cenar puede costar entre $10.000 o $25.000 el cubierto.

En el norte de la ciudad, se ubica La Pescadería, un local gastronómico que surgió como un comercio para comprar productos frescos de mar y que se terminó consolidando por su propuesta como restaurante. A pesar de que son “nuevos en el barrio”, los recibieron “muy bien, ya que no existía una pescadería en la zona”, comentó Charly Díaz, dueño del lugar. Entre las recomendaciones de la casa, se encuentra el sushi, los ceviches y los pescados con mariscos a la parrilla, y se pueden disfrutar en su multiespacio ubicado en Núñez que cuenta con un salón principal, un patio techado interno y una terraza para disfrutar los días de verano.

Leé también: Transformó el quincho de su casa en un ícono gourmet y ahora vende más de un millón de platos al año

En los últimos años la tendencia fue mutando y ahora los argentinos también eligen los tenedores libres temáticos. (Foto: Instagram/@lapescaderiacocinademar)

En los últimos años la tendencia fue mutando y ahora los argentinos también eligen los tenedores libres temáticos. (Foto: Instagram/@lapescaderiacocinademar)

Si bien atravesaron una incertidumbre por el contexto económico actual, aseguran que sus comensales más frecuentes son los turistas y “varios clientes del barrio y de zonas aledañas”.

Otra de las propuestas innovadoras se trata de Asu Mare Barra Criolla, un local inspirado en los buffets de cocina criolla de Lima, en Perú. “Fue algo muy arriesgado por los costos porque trabajamos con insumos peruanos, como el ají amarillo, panca y mirasol, que son caros. Pero también fue un reto porque no hay otro buffet así en Buenos Aires”, expresaron desde Asu Mare.

Asu Mare Barra Criolla es un local inspirado en los buffets de cocina criolla de Lima, en Perú. (Foto: Instagram/@asumare_barracevichera)

Asu Mare Barra Criolla es un local inspirado en los buffets de cocina criolla de Lima, en Perú. (Foto: Instagram/@asumare_barracevichera)

Tal idea fue un “boom” durante las primeras semanas por las visitas de los clientes que se acercaron a probar el ají gallina y el seco de carne, el arroz con pollo, el chaufa y chicharrones de cerdo, los más destacados de la carta. Fue tal el recibimiento, que en una semana tuvieron que cerrar por dos días ya que se habían quedado sin producción.

“Recibimos muchos turistas de Perú, Uruguay, Chile y otros países. El nombre Asu Mare se hizo conocido y entonces la gente busca y llega a los locales. La demanda creció”, afirmaron. Además, cuentan que también llega mucho público de la comunidad peruana en grupos grandes de todas las edades.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte