HomeSociedadLa historia de Cunnington, la gaseosa que le pelea a Pepsi y...

La historia de Cunnington, la gaseosa que le pelea a Pepsi y Coca-Cola

En el mercado de las gaseosas, Coca-Cola y Pepsi son las principales compañías y dominan el negocio. Sin embargo, en los últimos años, una marca nacional ha logrado ganar espacio en las estanterías de los supermercados. Y su historia comenzó en una planta ubicada en la calle San Juan.

La compañía que ha ganado popularidad en las redes sociales en los últimos días debido a los aumentos de precio de otras marcas es una empresa que se ha destacado en el mercado del agua tónica.

Esta empresa comenzó su trayectoria con una visión clara de ofrecer una alternativa de calidad en el mercado de las bebidas carbonatadas. Aprovechando la creciente demanda de agua tónica y la búsqueda de opciones más accesibles, la compañía se ha posicionado como una opción atractiva para los consumidores.

Con un enfoque en la calidad de sus productos, la empresa ha logrado ganar terreno en el competitivo mercado de las bebidas. Su estrategia se basa en ofrecer una experiencia de sabor única y refrescante, utilizando ingredientes naturales y cuidando cada detalle de su proceso de producción.

A través del uso efectivo de las redes sociales, la marca ha logrado generar un gran impacto y viralización, especialmente en un contexto en el que los consumidores están buscando alternativas asequibles y de calidad. Su éxito radica en su capacidad para adaptarse a las necesidades del mercado y ofrecer una propuesta diferenciada.

En su planta en Pilar, Prodea elabora 45.000 botellas por hora tras su última inversión.

La historia de Cunnington

Juan Vicente Sangiácomo, originario de Génova, trabajaba en la embotelladora de la fábrica de licores Inchauspe & Cia, la cual fue fundada en 1860. Durante su tiempo allí, Sangiácomo adquirió un profundo conocimiento de los secretos del negocio de las bebidas y notó una oportunidad en el segmento de las gaseosas.

En 1920, Sangiácomo dio inicio a su propio proyecto llamado La Argentina SA, donde comenzó a producir ginger ale bajo la marca Cunnington. Esta marca se registró como la número 22, por lo que Sangiácomo decidió utilizar este número en los envases para identificarla. El éxito de su bebida de jengibre lo impulsó a lanzar también la soda Belgrano y el agua de mesa Córdoba.

Una expedición inglesa

El emprendimiento contó con la participación de su hijo, Juan Antonio Sangiácomo, quien posteriormente asumió la dirección del negocio. En colaboración con su padre, negoció en Inglaterra para importar el concentrado base necesario para producir en el país la tónica india creada por el arqueólogo británico William Cunnington.

Juan Antonio Sangiácomo permaneció al frente de la empresa hasta 1986, cuando Cunnington CIFIS se declaró en quiebra. La Justicia ordenó la subasta de sus propiedades e maquinarias. Por otro lado, los derechos de la marca fueron adquiridos por Compañía Española de Inversiones SA, quien los cedió a Inversora Unabel SA en 1993.

Desde 1997, la marca es propiedad de Productos de Agua SA (Prodea), quien decidió relanzarla. Además, la compañía adquirió la planta embotelladora ubicada en el Parque Industrial de Pilar y también se hizo cargo del agua y las gaseosas Córdoba. Cinco años más tarde, Prodea presentó la marca de agua de mesa Cellier.

Promoción y difusión con el Plan Mesaza

En Argentina, el consumo promedio de bebidas azucaradas es de 131 litros per cápita al año. Coca-Cola y Pepsi son los principales actores en este segmento. Sin embargo, Cunnington emprendió una campaña de marketing agresiva para ganar reconocimiento y aumentar su participación en el mercado.

La estrategia clave fue posicionar su etiqueta en la mesa más famosa del país: los almuerzos de Mirtha Legrand. Los carteles en la vía pública con la imagen de la reconocida conductora decían: “Cunnington convierte tu mesa en una mesaza”.

En 2021, Prodea anunció una inversión de 2 millones de dólares para aumentar su capacidad de producción a 23,000 botellas por hora. Recientemente, han ampliado aún más su capacidad, alcanzando un volumen total de 45,000 unidades entre su tónica clásica y el resto de la gama de gaseosas lanzadas en la última década.

Más Noticias

También puede interesarte