InicioTecnoSe le terminaba el alquiler, encontró en redes sociales el departamento de...

Se le terminaba el alquiler, encontró en redes sociales el departamento de sus sueños, lo señó y la estafaron

Lucía vive en Mendoza capital, tiene dos trabajos y lo que cobra no le alcanza para renovar el alquiler de su departamento con el nuevo valor. Buscando por redes sociales, encontró un lugar que parecía la solución pero no terminó bien.

Mariana Segulin

13 de febrero 2024, 20:19hs

Lucía encontró una oferta demasiado buena para ser verdad. (Foto ilustrativa: Adobe Stock)

Lucía encontró una oferta demasiado buena para ser verdad. (Foto ilustrativa: Adobe Stock)

La oferta figuraba en Marketplace y correspondía a un departamento chico, céntrico y con un alquiler que estaba dentro de las posibilidades de Lucía. A través de esa misma plataforma se contactó con el dueño del inmueble para ver si aún estaba disponible.

Cristian, o así es que se hace llamar, le dijo a la joven que podía pasar a ver el departamento, pero solo si le daba una seña antes: “Me dijo que tenía que señarlo porque tenía muchas personas (preguntando), ya que estaba barato. En el apuro, lo hice”, reveló a TN Tecno.

Leé también: Una mujer perdió los ahorros de su vida por una estafa amorosa con fotos falsas de Iker Casillas

Al día siguiente, tras haberle transferido el dinero y coordinar el encuentro, Lucía fue a la dirección pautada. Esperó una hora y nadie llegó. “Golpeé el edificio y una señora me dijo que ‘siempre vienen personas a decirles que un hombre los citó y les hizo pagar un mes de depósito, como seña para ver el departamento, ya que él vive en Tunuyán y no quería hacer un viaje de una hora y media por nada’”, explicó la joven.

Video PlaceholderLucía y su pareja buscaban un nuevo departamento, y cayeron en una estafa. (Video: eltrece)

Estafador: “Estoy privado”

Cuando se dio cuenta de que había sido estafada, Lucía trató de contactarse una vez más con la persona detrás del perfil que publicó el departamento y, para su sorpresa, le contestó. “Me dijo que tenía otras cuentas que se había robado además de esta y que, como está preso, no le importa qué pueda sucederle a la persona (a la que le robó la cuenta para estafar)”, contó. A pesar de los intentos de Lucía de que le devuelva la plata y se apiade de su situación económica, el estafador no sólo se negó, sino que además le dijo que así como se había robado otras cuentas, podía robarse la suya.

El estafador no mostró remordimiento. (Foto: TN)

El estafador no mostró remordimiento. (Foto: TN)

Cómo evitar caer en este tipo de estafas

La situación del alquiler se vuelve desesperante cuando los precios suben tanto y no hay casi oferta. Esta situación es aprovechada por los delincuentes y logran que las víctimas tomen decisiones que no tomarían si no estuvieran desesperadas por el contexto.

Como primera medida, siempre es un buen filtro descartar publicaciones que parezcan “caídas del cielo” o muy buenas para ser verdad. Generalmente, pasa eso: son tan buenas que no pueden ser verdad y no lo son.

Al momento de negociar un alquiler, no se debe dar ningún tipo de seña ni adelanto si no se vio el inmueble. (Foto ilustrativa: Adobe Stock)

Al momento de negociar un alquiler, no se debe dar ningún tipo de seña ni adelanto si no se vio el inmueble. (Foto ilustrativa: Adobe Stock)Por: panuwat – stock.adobe.com

Por otro lado, no dar ningún tipo de seña ni adelanto si no se vio el inmueble. Incluso se puede ver si existe tal lugar a través de una videollamada. Si la persona aduce que está lejos y no va a mostrarle el lugar sin que se justifique, una buena práctica es pedirle un video adentro de la propiedad.

Leé también: Una jubilada fue estafada con una falsa promoción en las redes: le vaciaron las cuentas

Es importante recordar que, aunque el contexto nos presione, quien pone en alquiler una propiedad tiene que cumplir con ciertos compromisos con los que buscan una propiedad. Si amenaza con alquilarle a otro, probablemente, se trate de una estafa.

Dato tecno: Si ves una publicación con foto, hacé click derecho en la foto, abrila en una nueva pestaña en el navegador y copiá la URL de esa nueva pestaña. Andá a Google y buscá por imágenes (la camarita a la derecha de la barra). Pegá el link que copiaste y fijate si esa imagen figura en otros lados y en cuáles. Muchas veces son imágenes robadas de otros sitios.

Fuente: tn.com.ar

Más Noticias

También puede interesarte