19.6 C
Monteros

Seguínos

Caso Ana Domine: uno de los condenados a perpetua fue apuñalado en Villa Urquiza

Este viernes, en horas del mediodía, Cristian Raúl Orlando “Pety” Godoy, Raúl El Negro Greco, Ramón Visuara y Federico “El Loco” Sánchez fueron condenados a prisión perpetua por el crimen de Ana Domine. Horas después, se informó que Visuara fue apuñalado en el estómago en el penal de Villa Urquiza. Días atrás, había amenazado de muerte a Nicolás Quesda, hijo de Domine.

Fuente policiales revelaron a La Gaceta que Visuara fue apuñalado en el penal tras ser condenado a reclusión perpetua junto a otros tres sentenciados «por ser coatures voluntarios del delito de homicidio agravado, con concurso premeditado de dos o más personas, agravado por violencia de empleo de arma de fuego».

Los jueces Dante Ibáñez, Fanny Siriani y Diego Lammoglia condenaron a Sebastián Hormiga Quiroga y Exequiel Antonio Tous a 10 años de prisión al encontrarlos “participes secundarios a los delitos de homicidio agravado con concurso premeditado de dos o más personas, agravado por violencia de empleo de arma de fuego”. Braian Zenón Leguizamón fue absuelto.

En el marco de los alegatos de cierre, Nicolás Quesada, uno de los hijos de Ana Domine, denunció que Visuara lo amenazó de muerte: «Nosotros estamos por obligación aquí: yo no puedo seguir aguantando que me amenacen y me hagan así al frente, cuando están las cámaras de seguridad. Es una amenaza de muerte y en la cara le dije que ya la mató a mi vieja, ¿qué más querían? ¿qué más quieren? Si ya la han matado a mi mamá», expresó.

Tras cuestionar que «le hagan señales de amenazas», el hijo mayor de Ana Domine adelantó que «cuando salga voy a hacer una denuncia, porque si a mí me pasa algo… Dios quiera que mueran en la cárcel, señor, pero tienen hermanos, tienen familias, tienen gente asesina». La defensa de los imputados sostuvo que Quesada «interpretó mal» y que «nunca permitiría que pase una cosa así».

Tras la lectura, Nicolás Quesada, hijo mayor de la mujer, habló con la prensa luego de abrazarse y llorar junto a su hermano Lucas y su tío. “Uno no puede decir que está contento, pero ahora si mi mamá está descansando en paz. Está tranquila ahora junto a mi papá”. explicó con la voz llena de emoción.

“Este año y dos meses fueron de mucho sufrimiento y calvario. Como lo dijo el juez debemos cambiar como sociedad, me parece que Tucumán necesitaba una condena como esta. Estamos muy conformes”, afirmó.

La sentencia del caso Ana Domine:


Fuente: eltucumano.com

Mas noticias

NOTICIAS RELACIONADAS