Una empleada judicial que vive en barrio Norte fue detenida por la Policía al estar acusada de haber cometido al menos dos estafas bancarias.

ARCHIVO

La mujer, de 38 años, fue denunciada por las autoridades del Banco Macro por haber cometido presuntas estafas en contra de la entidad. Personal de la División Delitos Telemáticos de la Policía confirmaron la versión y aprehendieron a la sospechosa que es ingeniera en sistemas.

La denunciada, de acuerdo a los investigadores, se habría hecho pasar por otras compañeras de trabajo y les extraía el dinero robándole su identidad.

Según trascendió, serían al menos dos personas las damnificadas. Y, siempre según la misma versión, por un monto cercano a los $100.000.